Dos detenidos por robar aceituna en las afueras de Jaén

Aceituna recién derribada en una imagen de archivo. /IDEAL
Aceituna recién derribada en una imagen de archivo. / IDEAL

La rebusca no comienza hasta el 1 de marzo y siempre con autorización por escrito del propietario de la finca y guía conduce en regla

Juan Esteban Poveda
JUAN ESTEBAN POVEDAJAÉN

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han arrestado en Jaén a dos individuos acusados de hurto de aceituna en un olivar de las afueras de la capital. Uno de los detenidos tiene antecedentes anteriores por robo y otro es un inmigrante en situación irregular en España. El hombre que explota la finca se queja de que además de la aceituna sustraída se ha causado daño a 18 olivos que mermará su producción el año que viene.

El agricultor ya denunció el pasado 5 de diciembre la sustracción de aceituna en cinco olivos, que habían sufrido daños. Ahora volvió a avisar a la autoridad de que había dos personas en su terreno, situado a la espalda de la gasolinera El Lagarto, con varas y aperos para robarle la aceituna. Una patrulla de Seguridad Ciudadana se acercó al lugar y sorprendió a los dos hombre en plena faena. Había un total de 18 olivos dañados con el fruto en proceso de recolección. El valor del fruto se estima en unos 800 euros.

Uno de los detenidos reconoció ante los agentes que le había hecho otra visita a esta misma parcela en diciembre. Está acusado de un delito continuado de hurto. Al otro se le aplica la Ley de Extranjería, con las diligencias puestas a disposición del juzgado.

Los dos periodos más peligrosos para el robo de aceituna son el principio y el final de la campaña. Con la retirada de muchas cuadrillas de los campos, las fincas que aún quedan por recoger quedan más desprotegidas. Y algunos ladrones se pueden amparar en la rebusca para entrar en terrenos que no son de su propiedad.

La rebusca siempre se ha de llevar a cabo previa autorización por escrito del propietario, que es quien debe permitirla si así lo estimase conveniente y tras la finalización de las labores de recolección. La Guardia Civil solicitará la autorización que el propietario ha expedido al interesado. Organizaciones agrarias como Asaja ponen a disposición del agricultor modelos de autorización en los que se recogen datos como, nombres y apellidos de los interesados, dirección, DNI, fecha de inicio del permiso, nombre de la explotación, etc. Además deberá ir acompañada de la guía conduce y de la fotocopia del DNI del propietario e interesado.

Fotos

Vídeos