Denuncian un «alarmante» aumento de la presión fiscal

Mercedes Gámez, en la rueda de prensa./IDEAL
Mercedes Gámez, en la rueda de prensa. / IDEAL

El PSOE critica que se anuncie que no se subirán los impuestos, cuando, según aseguran, el PP lleva subiéndolos desde 2011 hasta ahora

Lorena Cádiz
LORENA CÁDIZ

«Hasta límites alarmantes» ha subido la presión fiscal en la ciudad desde 2011 hasta ahora, es decir, durante los años de Gobierno del PP. Así lo aseguran desde el PSOE, que rechazan el anuncio del equipo de Gobierno municipal de que no habrá subida de impuestos este año. «Claro que no los suben, porque desde 2011 la presión fiscal y el aumento de tasas y precios públicos a la que ha sometido el PP a los bolsillos de los vecinos ha llegado a su límite máximo», dijo la viceportavoz socialista en el Ayuntamiento de Jaén, Mercedes Gámez.

Según los datos que aportó, desde 2012 y hasta 2016 el PP ha subido el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) hasta en cuatro ocasiones, con un incremento global del 25 por ciento. «Uno de los incrementos más grandes se produjo justo un mes después de las elecciones municipales de 2015. El PP esperó a que los jienenses hubieran votado para aplicar una nueva subida del IBI de once puntos hasta llegar al 25 por ciento de incremento que tenemos en la actualidad».

Gámez también destacó que en los últimos 20 años no se había subido el Impuesto de Vehículos hasta que llegó Javier Márquez a la Alcaldía, cuando se aprobó una subida del 19 por ciento. Antes de eso llegó con José Enrique Fernández de Moya un aumento de la tasa de basura industrial (hasta un 1.400 por ciento), del recibo del agua (entre un ocho y un 22 por ciento según tipo y callejero), y el impuesto de plusvalías, el que se cobra por la transmisión de inmuebles y que tiene un tope fijado de un 30 por ciento se aplica en Jaén casi al máximo, un 29 por ciento.

«Márquez y Fernández de Moya han tocado el bolsillo de los jienenses todo lo que han podido» y puso algunos ejemplos, como por casarnos (de ser gratis a 150 euros), por morirnos (5,9 por ciento más en las tasas de crematorio), por comprar una vivienda, por transmitirla, por conducir un coche, por el agua, la basura y hasta por la práctica de deporte en las escuelas deportivas municipales.

«Inventarse subidas»

Frente a esto, el concejal de Hacienda y Contratación en el Ayuntamiento de Jaén, Manuel Bonilla, lamentó que el PSOE «en su desmedido afán por criticar al equipo de Gobierno sea capaz hasta de inventarse subidas de impuestos, algo que no va a ocurrir, por mucho que el PSOE se empeñe».

Bonilla aseguró que «no ha habido, ni va a haber, subida del Impuesto de Vehículos, y eso es algo que es muy fácil de comprobar mirando los recibos del año 2016, 2017 y el de este año 2018».

Además, apuntó que «dentro del plan de ajuste que estudiamos con el Ministerio de Hacienda se analizó la posibilidad de subir ese impuesto, pero, no habiendo consenso plenario, el alcalde lo rechazó para no aumentar la presión fiscal de los ciudadanos» por lo que «ni se ha subido, ni se va a subir, el impuesto de vehículos, y eso acredita la escasísima credibilidad política del PSOE», dijo el concejal en respuesta a las críticas.

Fotos

Vídeos