Corte de carretera por las obras de la alta velocidad

Una excavadora trabaja en la zona más cercana a la vieja línea férrea que entra a Jaén. /Juan Esteban Poveda
Una excavadora trabaja en la zona más cercana a la vieja línea férrea que entra a Jaén. / Juan Esteban Poveda

Se está construyendo un paso elevado en el punto donde el nuevo ferrocarril entrará en la zona de polígonos industriales

Juan Esteban Poveda
JUAN ESTEBAN POVEDAJAÉN

Las máquinas trabajan en las afueras de Jaén para construir la línea férrea de alta velocidad que entrará en Jaén, en un tramo que debe estar acabado antes del final de este año según los plazos marcados por el Gobierno. Los trabajos se centran estos días en el cruce de la línea con la antigua N-323a, la vieja nacional entre Jaén y Bailén. Se está construyendo un paso elevado a pocos metros de la rotonda que da acceso al polígono industrial Nuevo Jaén, por lo que se ha cortado la carretera.

El tráfico de vehículos ha tenido que ser anulado entre las dos rotondas de acceso al nuevo polígono (una frente a la vieja fábrica de Molina y la otra un poco más adelante hacia Las Infantas). Un corte que se mantendrá al menos cuatro meses y que se salva por un itinerario alternativo por el polígono.

26 millones de euros

El Ministerio de Fomento tiene previsto invertir 26 millones de euros en la construcción del tramo de la línea de alta velocidad Jaén-Madrid, entre Grañena y Jaén. Una obra que se está eternizando en el tiempo y que ha tenido ya dos modificados de proyecto en este tramo. Después de un parón de años los trabajos se reanudaron en el mes de septiembre pasado con la intención de rematar los 13,6 kilómetros de trazado en 16 meses como máximo.

De los 13,6 kilómetros del trazado, 7,9 corresponden a variante, con plataforma de vía doble y superestructura de vía única, y 5,7 kilómetros, a renovación, incluyendo la sustitución de balasto, traviesas y vía con adecuación de plataforma y adaptación de la catenaria.

Mientras que el PP ha puesto esta obra como ejemplo del compromiso del Gobierno con Jaén, el PSOE ha puesto en duda que se vaya a hacer el tramo, toda vez que los Presupuestos Generales del Estado para 2017 no incluían un euro.

La línea LAV Jaén-Madrid se comenzó hace quince años, en 2002, el tramo Linares-Vadollano. El único que está acabado.

Cuando todo el trazado esté acabado debe llevar a los viajeros dos horas y media desde el centro de Madrid hasta la nueva estación intermodal de Jaén, un proyecto reactivado en las últimas semanas.

La Estación Intermodal de Vaciacostales aglutinará las estaciones ferroviaria y de autobuses, además de los taxis, y conectará con el tranvía y los autobuses urbanos.

El alcalde valoró que con el traslado de las estaciones «se ganarán esos dos espacios para otras infraestructuras y servicios para la ciudad» y también profundizará en el proceso de peatonalización.

Fotos

Vídeos