El Complejo Hospitalario de Jaén comienza a aplicar una nueva técnica para tratar tumores con mayor precisión

El Complejo Hospitalario de Jaén comienza a aplicar una nueva técnica para tratar tumores con mayor precisión

Esta técnica supone grandes beneficios y ventajas para los pacientes, porque reduce los efectos secundarios de los tratamientos para recuperarse de su enfermedad

EUROPA PRESSJAÉN

El Complejo Hospitalario de Jaén ha llevado a cabo con resultados satisfactorios sus primeros tratamientos de un tumor cancerígeno con la técnica denominada braquiterapia o radioterapia interna, que supone grandes beneficios y ventajas en la recuperación de los pacientes ya que tiene una mayor efectividad y menos efectos secundarios.

Según se ha informado desde el complejo, esta prestación asistencial permite aplicar una mayor dosis de radiación de forma segura en un área más pequeña del cuerpo, por lo que afecta a un menor número de células sanas. Es necesario antes realizar pruebas diagnósticas de TAC, resonancia y ecografías. Un sistema robotizado de última generación tecnológica implanta después una fuente de radiación muy cerca o dentro del tumor, durante un tiempo mínimo y con una dosis muy precisa.

Las sesiones de este tipo de tratamiento aplicadas a cada paciente serán entre una y cinco según el tumor, su localización y la dosis aplicada. Son indoloras y sólo requieren en algunos casos una mínima sedación o anestesia.

El director de la Unidad de Oncología Radioterápica del Complejo Hospitalario de Jaén, Miguel Martínez, ha indicado que el proceso para la apertura de la Unidad de Braquiterapia ha sido "largo y laborioso" hasta completar la adecuación y montaje de un radioquirófano específico.

Para ello, se ha adquirido un equipamiento capaz de insertar fuentes radiactivas de alta energía y tamaño milimétrico de manera precisa y segura, guiado por imagen de TAC y resonancia, además de un sistema informático que permite localizar y reproducir de manera exacta la dosis que recibe el tumor. A todo ello se suma, según Martínez, "el imprescindible entrenamiento de un equipo con alta formación compuesto por radiofísicos, enfermeros especializados y oncólogos radioterápicos".

Los tumores cancerígenos que pueden ser tratados con esta novedosa técnica en el hospital público de la capital jienense, que serán entre 80 y 100 cada año, son los de piel, mama, esofágicos, bronquiales, ginecológicos o próstata, entre otros.

"La braquiterapia supone un gran avance en los tratamientos contra el cáncer", ha indicado Martínez y ha añadido que su aplicación en el Complejo Hospitalario "viene a completar la implantación de las técnicas más sofisticadas e innovadoras para el tratamiento del cáncer, como la radioterapia de intensidad modulada volumétrica o la esterotáxica corporal, además de la radiocirugía craneal, que con la próxima instalación del tercer acelerador lineal de última generación tecnológica, sitúa a nuestro centro en la vanguardia en estos tratamientos".

Fotos

Vídeos