Castillo de Canena gana el premio al mejor aceite del mundo Flos Olei

Castillo de Canena gana el premio al mejor aceite del mundo Flos Olei

La empresa de Jaén obtuvo el premio por su "Reserva Familiar Picual"

EFEBARCELONA

La empresa oleica jienense Castillo de Canena ha ganado el premio al mejor aceite del mundo que concede anualmente la prestigiosa guía internacional Flos Olei.

Castillo de Canena ha presentado sus aceites de oliva virgen extra en Barcelona en maridaje con las propuestas gastronómicas del restaurante Cinc Sentits y su chef Jordi Artal, que ostenta una estrella Michelin.

La empresa de Jaén obtuvo el premio Flos Olei al mejor aceite de oliva del mundo por su "Reserva Familiar Picual", un aceite de oliva virgen extra "de recolección temprana, fresco y fragante de gran complejidad aromática y con características sensoriales herbáceas y con notas de tomate, hierbas aromáticas y de trigo verde", ha explicado hoy su director general, Francisco Vañó.

En la edición de 2018 de la guía italiana, el Reserva Familiar Picual de Castillo de Canena alcanzó la máxima puntuación (99 puntos sobre 99).

Según Francisco Vañó, la anticipación en la recolección en dos meses, con frutos aún verdes o alimonados y con un contenido oleico bastante bajo, confiere al 'Reserva Familia Picual' una nuevas características organolépticas de mayor riqueza, manteniendo la gran estabilidad de esta varietal".

En la edición de Flos Olei, que analiza la producción de las 500 explotaciones más reconocidas

El galardón de la prestigiosa guía, editada en Italia por Marco Oreggia, se suma a los reconocimientos que Castillo de Canena ha tenido en los últimos años tanto nacionales como internacionales por sus aceites de oliva virgen extra Royal, biodinámicos e infusionados.

La directora comercial y copropietaria de Castillo de Canena, Rosa Vañó, ha valorado el premio como "herramienta fundamental" para apoyar la estrategia comercial en los 52 países a los que exportan sus aceites.

Con una historia olivarera que arranca en 1780 y partiendo del cuidado de sus propios olivos de variedad picual, arbequina y royal, la familia Vañó controla personalmente todo el proceso de elaboración de sus aceites de oliva virgen extra hasta que llegan al punto de venta.

La compañía, que toma el nombre del castillo familiar que se alzan en la loma del municipio de Canena, está presente en 52 países, entre ellos Reino Unido, Alemania, Rusia, EEUU, Japón, China, Emiratos Árabes Unidos, México y Perú.

En los últimos meses ha diversificado su estrategia con la comercialización de un nuevo aceite de oliva virgen extra biodinámico arbequina.

En su catálogo, además de la colección Primer Día de Cosecha, para la que cada año cuenta con un diseñador diferente, figuran su arbequino al humo de roble o la caja Arbequina & Co con esencias al aceite.

Fotos

Vídeos