Aumentan las agresiones al personal sanitario

La delegada Teresa Vega durante la presentación del plan contra las agresiones ./IDEAL
La delegada Teresa Vega durante la presentación del plan contra las agresiones . / IDEAL

Frente a las 90 de 2016 en el último ejercicio se computaron 128, de las que diez fueron agresiones físicas contra personal de los centros

J. E. P.JAÉN

El registro incluido en el Plan de Prevención y Atención de Agresiones para los Profesionales del Sistema Sanitario Público de Andalucía contabilizó el año pasado 128 agresiones a estos trabajadores en la provincia de Jaén, lo que supone un incremento con respecto a las 90 de 2016. En concreto, de esas 128 agresiones que sufrieron en 2017 los profesionales sanitarios jienenses, 118 fueron no físicas y diez fueron físicas, frente a las 15 físicas y 75 no físicas que se registraron en el ejercicio anterior.

Son datos ofrecidos por la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Teresa Vega, tras la reunión mantenida con los responsables de las Direcciones Asistenciales, de las Unidades de Prevención de Riesgos Laborales y con los directores gerentes del Sistema Sanitario en la provincia de Jaén.

112
cámaras de seguridad instaladas en centros de Salud y hospitales para prevenir violencia.
22
salidas alternativas construidas en dependencias de la sanidad pública.
57
timbres que se pueden pulsar disimuladamente para pedir ayuda.

Vega destacó ayer que la Junta, a través de la Consejería de Salud, va a reforzar las medidas de prevención y atención para evitar agresiones a los profesionales sanitarios con el objetivo de dotarlos de las herramientas de seguridad y la formación necesarias para minimizar las posibles agresiones que puedan sufrir en sus centros de trabajo.

Se van a potenciar las acciones de formación, el plan de comunicación, que ya recoge el Plan de Prevención y Atención de Agresiones, con el fin de «garantizar el desarrollo de la atención sanitaria en un ambiente de seguridad y confianza, tanto para los profesionales sanitarios como para los propios pacientes».

El Plan de Prevención y Atención de Agresiones para los Profesionales del Sistema Sanitario Público de Andalucía, que se puso en marcha en 2005, apuesta por la prevención de situaciones de conflictividad con acciones de formación y la instalación de medidas de seguridad, y por otro, se centra en la atención al profesional sanitario con iniciativas que van desde el apoyo psicológico al asesoramiento jurídico.

En la provincia de Jaén, los centros sanitarios cuentan en la actualidad con 112 cámaras de seguridad, seis interfonos, 22 salidas alternativas, 171 software antipánico, 270 teléfonos y 57 timbres en consulta.

Programa de alerta

«Hablamos de un total de 638 medidas de seguridad, todas ellas dirigidas a la protección del profesional sanitario a las que se suma el programa informático de alerta de agresión que tienen todos los médicos en sus equipos informáticos», apuntó Vega, quien recordó que la agresión física o intimidación grave contra profesionales sanitarios en el ejercicio de su función pública asistencial viene recogida en el Código Penal como delito de atentado contra la autoridad y así se han dictado sentencias en diferentes casos con penas que oscilan entre uno y tres años de prisión.

Uno de los aspectos fundamentales de este Plan es la puesta en marcha de un Plan de Comunicación que tiene importantes acciones, tanto en la comunicación interna, como en la comunicación externa. A nivel interno, siempre a través de las Unidades de Atención al Profesional y las Unidades de Prevención de Riesgos Laborales, se mantiene un contacto directo con los centros sanitarios para el traslado de información sobre estos hechos. «Además, es fundamental compartir esta información con las fuerzas de seguridad como la Policía Local, Guardia Civil, Policía Nacional y Autonómica, para establecer una política de seguridad coordinada», ha manifestado Vega.

Igualmente, ha señalado que el Ministerio del Interior también trabaja en un protocolo sobre medidas policiales frente a agresiones a profesionales sanitarios

Enfermeros

El Sindicato de Enfermería (Satse) de Andalucía denunció ayer que más de mil trabajadores de la sanidad pública andaluza han sufrido algún tipo de agresión durante el 2017. Según los datos de Satse, en Jaén se habían contabilizado 125 agresiones, de las que 10 fueron físicas.

El Satse presentó una campaña de sensibilización bajo el lema «#Stop agresiones. Nada justifica una agresión» para concienciar sobre este «grave problema que está creciendo en los últimos años en Andalucía», según un comunicado de este sindicato.

Durante el 2017 se registraron en la sanidad andaluza 1.115 agresiones, de las cuales 285 fueron físicas, lo que supone el 38,35 por ciento más que las registradas el año anterior.

Según este sindicato, de las 935 agresiones registradas en el año 2015 se ha pasado a las 1.115 contabilizadas en el 2017, con la «especial gravedad» que supone que el mayor incremento «se registre en las agresiones físicas», que han crecido casi un 40 por ciento, pasando de las 204 víctimas en el 2015 a las 285 en el 2017.

Fotos

Vídeos