"El acoso laboral, político y sexual también es violencia de género"

"El acoso laboral, político y sexual también es violencia de género"
José M. Liébana

La Comisión por la Igualdad de Jaén recordó a las 78 mujeres asesinas en el último año

JOSÉ M. LIÉBANAJAÉN

Este sábado, 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres, ha tenido lugar el acto organizado por la Comisión por la Igualdad de Jaén, en la Plaza de las Batallas de la capital. La periodista Lola Romero ha leído el manifiesto elaborado por la comisión. Después, se ha nombrado a cada una de las 78 mujeres asesinadas en un año, cuyo nombre ha sido escrito en la máscara blanca que portaban las participantes, todas vestidas de negro y formando un círculo, y que al final se han vuelto hacia el público para que las víctimas no caigan en el olvido. Por último, María Jesús López ha leído testimonios anónimos de mujeres que han sufrido agresiones machistas en distintos ámbitos. Tras ello se han guardado dos minutos de silencio.

En el manifiesto se ha dicho que hoy "están aún más presentes si cabe las 69 mujeres asesinadas en España" por sus parejas o exparejas en los últimos 12 meses, además de nueve menores asesinados y 23 huérfanos. Y que estos asesinatos se suman a los más de 900 por violencia de género desde 2003, primer año del que hay cifras oficiales y estadísticas en el país.

"Pero el asesinato - añadía el manifiesto - no es la única manifestación de la violencia de género, el asesinato constituye la forma más extrema de desigualdad entre hombres y mujeres (es la forma más cruenta, extrema y grave de la violencia de los hombres contra las mujeres, sus hijas e hijos). La expresión más visible de la violencia que sufrimos las mujeres por ser mujeres de todas las edades, en todo el mundo. La punta del iceberg de una violencia que no se ve, pero que sucede a diario; que se percibe como normal, pero que discrimina, que quita o merma las oportunidades de la mitad de la población: las mujeres y las niñas".

Y ha pasado a relatar otras formas de violencia de género, como la exclusión, la invisibilización, la subordinación de las mujeres, el control, el aislamiento, el insulto, la amenaza, el chantaje, el ninguneo, el menosprecio que mata la autoestima y el empoderamiento de las mujeres, la violación, el abuso sexual, el acoso laboral, político y sexual, la mutilación, el tráfico y la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual, la cosificación y la sexualización o la desigualdad.

"Por tanto, la igualdad debe ser un objetivo compartido por la ciudadanía, por movimientos y agentes sociales y por las administraciones públicas, a las que debemos exigirles el cumplimiento del Pacto de Estado y el aumento de su dotación económica. Aunamos esfuerzo no sólo para que cesen los asesinatos de mujeres, sino para reclamar nuestro derecho fundamental a una vida sin violencia, a vivir en una sociedad libre de situaciones de violencias machistas", concluyó.

Fotos

Vídeos