Ideal

Cuatro radares de los seis que más multan de España, 'al lado' de Jaén

Radar situado en una autovía A-44, que une Bailén con la costa granadina.
Radar situado en una autovía A-44, que une Bailén con la costa granadina. / GONZÁLEZ MOLERO
  • El del Puerto Carretero, en dirección a Granada, es el cuarto que más sanciona del país, con 86 multas diarias por velocidad o no haber pasado la ITV

Es un acto prácticamente reflejo. Leer en uno de esos grandes carteles azules que salpican los principales tramos de autovía 'Por su seguridad. Control de Velocidad' y levantar el pie del acelerador. Son un aviso a navegantes (conductores, en este caso): si no echan el freno pueden encontrarse en unos días con una multa en el buzón. Y los jienenses son de los que más papeletas tienen de todo el territorio nacional cuando salen de la provincia, con cuatro de los seis radares que más sancionan de España relativamente cerca. Así lo constata el último informe de la asociación Automovilistas Europeos Asociados (AEA), con datos de la Dirección General de Tráfico (DGT). Según este documento, el cuarto puesto en el ránking absoluto de multas por cinemómetros en España es para el situado en la A-44, en el km 76,3 en dirección a Granada, en la bajada del Puerto Carretero. En 2016 recogió 31.526 denuncias, más de 86 al día.

Son, en su mayoría, por exceso de velocidad. Estos puntos de control, no obstante, también permiten detectar otras infracciones, como no haber superado la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). La limitación en este tramo de la autovía que une Bailén con Motril y la Costa Tropical es de 100 km/h. Tráfico bajó la velocidad de paso por ese punto de 120 hace algo más de un año. Las multas van de los cien a los quinientos euros.

Otros tres radares de los seis que más multan están en provincias próximas. El que más multa de todo el país se encuentra en Córdoba, en la A-4, en el km 417,5, con 220 al día; le sigue uno de Málaga, justo antes del falso túnel de Carlos Haya, en la Ronda Oeste (MA-20), que el año pasado cosechó más de 36.000 fotos, 98 diarias. En el puesto número 6 aparece el radar del km 256,7 entre Rincón de la Victoria y Torre de Benagalbón, también limitado a 80 km/h. Captó 28.537 infracciones, 78 al día.

Once radares en la provincia

Repartidos por la provincia de Jaén hay diez radares fijos y uno de tramo, según los últimos dato s de la DGT. Entre 2013 y 2015 había dos más, trece, aunque solo siete tuvieron actividad. El resto no puso ni una multa en esos dos años. Los dos que han dejado de aparecer en el listado de Tráfico están en el de la A-44, en el km 35 a su paso por Mancha Real, y el de la N-322, en el km 125 en Linares-Baeza. Entre los que no han puesto ni una multa se hallan también el del km 76 de la A-44 en sentido Jaén, en la bajada del Puerto Carretero. Recientemente Tráfico bajó la velocidad de paso por ese punto de 120 a 100 km/h.

También constan en el listado sin actividad un radar en la A-306 (km 35), otro en la carretera de Fuerte del Rey (A-311, km 25), el de la carretera del Condado 8A-312, km 35) o uno más en la A-316 (km 65).

El último cambio afectó a la carretera de los Villares, A-6050, donde en junio se instaló un dispositivo. La Jefatura Provincial de Tráfico gestiona siete aparatos que se instalan en las casetas para radares fijos que hay diseminadas por las carreteras de Jaén. No hay uno por caseta. Los aparatos se van rotando, de forma que los conductores nunca pueden saber qué casetas están multando y cuáles no.

Estos se encuentran, por orden de multas, en Despeñaperros, en el km 245,2 de la autovía A-4, en dirección decreciente; el del km 55,8 de la A-306; el de la A-316, en el km 37; en la A-44, a la altura del km 42,6 y el del sentido contrario de la A-44, en el km 39; en la A-302 (en la carretera de Jabalquinto, en el km 13,2); y el de la N-432, en el km 391,7, cerca de Alcalá la Real.

El férreo control que ejerce la DGT no siempre es estático. En Jaén además de los once puntos fijos, Tráfico mantiene bajo especial vigilancia una treintena tramos en los que la Guardia Civil instala habitualmente alguno de sus ocho radares móviles. En total hay unos 625 kilómetros de la red provincial vigilados.