Ideal

En UK afirman que el AOVE español no es apto para freír

En UK afirman que el AOVE español no es apto para freír
  • AULA DEL ACEITE DE OLIVA | DIETA MEDITERRÁNEA

  • El profesor se plantea cuestiones sobre de dónde parten opiniones contrarias a las bondades del aceite de oliva español, cómo se generan o quién las promociona

Esta semana pasada, se ha celebrado en Estados Unidos de Norteamérica, unas jornadas de promoción de los aceites de oliva españoles, donde la Diputación de Jaén ha tenido un papel importante. El objetivo es promocionar nuestros aceites, resaltando sus cualidades saludables, algo que es cada vez más apreciado en sociedades como la norteamericana. A la vuelta de estas jornadas, uno de los asistentes a dicho acto contaba que le llamó sobremanera la atención el que algunos de los asistentes, asociaban los aceites españoles con 'fraude', asociación que no hacen con los aceites de otros países. ¿De dónde parten opiniones como ésta? ¿Cómo se generan? ¿Quién las promociona?

Este es un tema muy serio, pues, todos los esfuerzos científicos desarrollados y, las evidencias que de ellos emanan certificando el carácter saludable de los aceites de oliva vírgenes, se pueden ver neutralizados por falsos mitos que pululan por doquier. El origen de este problema es diverso y, no tengo duda que requiere de una respuesta sosegada pero contundente y, siempre basada en las evidencias científicas y no en falacias.

Hoy quiero comentar un caso que viene al pelo. Hace algunas semanas, una amiga me comentó que, en Gran Bretaña, se comercializaba un aceite en cuya etiqueta se leía lo siguiente: 'Aceite de Oliva Virgen Extra español', hasta aquí, nada que objetar. Sin embargo, en la etiqueta, también aparece una advertencia de seguridad que dice lo siguiente: 'No es adecuado para freír'. Como no daba crédito a lo que me decía, le indiqué a mi amiga que me enviase una fotografía, lo que hizo al instante. Efectivamente, pude certificar que era tal cual me lo había comentado. Aunque en la etiqueta se especifica que es aceite español, está envasado en Reino Unido por los supermercados Sainsbury.

Después de leer esta etiqueta, un consumidor no familiarizado con este alimento, como son los consumidores de Reino Unido, puede entender lo siguiente: (1) no se puede freír con aceite de oliva virgen; (2) orienta su criterio a creer que es peligroso o nocivo freír con este aceite; (3) le puede llevar a pensar que, 'algo raro' e inconfesable tendrá éste aceite para que aparezca esa advertencia de seguridad sin aclaración alguna adicional; (4) puede cuestionarse, incluso, si habría limitaciones adicionales si se utiliza de cualquier otra forma y; (5) promueve el deterioro de la marca 'España' y, en particular, deteriora la imagen de calidad de los aceites de oliva de España, minando su confianza hacia este alimento, corriendo el riesgo de extender la desconfianza a todo lo que venga de nuestro país por 'sospechoso'.

Este es un claro ejemplo de cómo se generan ideas falsas entre la población y, cómo se va minando la imagen de la marca España relacionada con los aceites de oliva vírgenes. ¿Qué hacer?

Pues, en primer lugar, denunciar estas cosas, si callamos y no hacemos nada, estamos aceptando que es cierto, cuando todas las evidencias científicas serias de las que disponemos, exponen que, los mejores aceites para freír son los aceites de oliva vírgenes.

Lo que aparece en la etiqueta de esta marca de aceite, ¿es ignorancia o perversidad? A mí me da igual lo que sea, lo que tengo muy claro es que no podemos quedarnos parados, hay que contestar con rotundidad y seriedad. Hay muchos ciudadanos de nuestro país que dependen del cultivo de la aceituna para que venga cualquier mindundi indocumentado a echar por tierra los esfuerzos de tantas personas que viven de esto o, que investigan para demostrar sus propiedades saludables. Pero, además, como médico e investigador que soy, no puedo quedarme callado cuando veo que se juega con la salud de la gente. Que sepan los consumidores de Gran Bretaña que les están engañando pues, lo que asegura esta marca en su etiqueta, está en manifiesta contradicción con las evidencias científicas.