Ideal

El PSOE tacha el presupuesto del PP de "agujero negro"

  • El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Jaén, Manuel Fernández, ha recordado que el PP "ya ha perdido la vergüenza" a la hora de "inventarse" las cuentas para "poder cuadrar gastos corrientes y de personal"

El PSOE ha tachado el presupuesto del PP para 2017 de "agujero negro" donde el 40 por ciento de los ingresos provienen de "concesiones fantasmas de hasta seis aparcamientos nuevos o ampliados que se construirán y entregarán para su explotación en tan solo diez meses".

El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Jaén, Manuel Fernández, ha recordado que el PP "ya ha perdido la vergüenza" a la hora de "inventarse" las cuentas para "poder cuadrar gastos corrientes y de personal".

Fernández ha señalado que si en 2015 estos ingresos "de mentira" eran de 61 millones, en estas cuentas pasan a 81. El portavoz ha dicho que además, los presupuestos no cuentan con el preceptivo informe del Ministerio de Hacienda donde debe declararse la indisponibilidad de este dinero.

"Si en 2015 se vetaron esos 61 millones esperamos que este documento del ministro Montoro vaya en la misma línea y además, ponga el acento en otros gastos que, lejos de recortarse, han crecido", ha indicado el portavoz socialista.

Ha indicado que el alcalde, Javier Márquez, fue el primero en no creerse la medida de recorte de gastos de personal propuesta en el Plan Económico Financiero que el Gobierno central pidió al Ayuntamiento y que después rechazó por ser "un monumento a la incompetencia".

"No solo no recortan en personal, sino que este capítulo sube un 13 por ciento en su mayor parte por asumir la plantilla de Onda Jaén, un aspecto en el que el informe de la Intervención pone el acento con un documento demoledor al asegurar que el gasto que supone compromete la estabilidad presupuestaria", ha dicho Fernández, y ha apuntado que también sube un dos por ciento el gasto corriente.

Otros de los "despropósitos" que esconden las cuentas para 2017, según el PSOE son una reducción en la recaudación prevista pese a subir el IBI un ocho por ciento y un 19 por ciento el impuesto de vehículos.

La relación gasto no productivo/gasto productivo, una ratio acuñada por el anterior alcalde, José Enrique Fernández de Moya, para juzgar el presupuesto de otras administraciones "se vuelve en contra de las cuentas del PP en el Ayuntamiento, ya que solo el cinco por ciento del presupuesto va a gasto productivo, el resto solo paga gasto corriente".

Los costes financieros, intereses y amortizaciones pasan, según el PSOE, de 33,5 a los 42 millones de euros. Suponen, ya, alrededor del 25 por ciento del presupuesto de gastos del Ayuntamiento, cuando en 2015 era ya "un peligroso 19,7 por ciento".

Para Fernández "el desastre de este presupuesto no tiene nombre" y ha señalado que su aprobación en el pleno gracias a "mayorías artificiales, retrata perfectamente a quienes lo bendicen y lo que les importa la ciudad".