Ideal

Interior no prevé reforzar Jaén con ningún policía 'de calle' pese al aumento de la delincuencia

Intervención policial en plena calle.
Intervención policial en plena calle. / IDEAL
  • Los sindicatos aseguran que hay problemas para mantener una mínima presencia policial en la capital y que las denuncias se acumulan sin investigar

El Ministerio del Interior no prevé reforzar la plantilla de Jaén con ningún agente de calle, pese al aumento de la delincuencia del 2,8% detectada en la capital jienense. El borrador del próximo concurso general de traslados no contempla ninguna plaza para la Comisaría de Arquitecto Berges en la escala básica. Ni una, pese al clamor de la Comisaría en todos sus estamentos. Sí está prevista la llegada de dos subinspectores y un oficial, pero según denuncian los sindicatos policiales eso no paliará el principal proble ma en estos momentos, que es mantener una mínima presencia policial en la calle.

Todos los sindicatos consultados (SUP, UFP y CEP) indican que han presentado reclamaciones en el Consejo General de la Policía contra el borrador de ese concurso de traslados para pedir plazas para Jaén, y conseguir que cuando en verano se lleve a la práctica haya refuerzos.

Falta personal

«Hacen falta más agentes. Todo va para las grandes ciudades, en detrimento de otras como Jaén. El problema de personal se sufre en todas las comisarías de España. Pero en Jaén estamos con el 80% del catálogo de puestos de trabajo cubierto, más bajas, comisiones de servicio y traslados y jubilaciones previstas. La situación es complicada, y se están sacando los servicios a costa del sacrificio y el esfuerzo del personal», admite Raúl Egea, responsable provincial del CEP.

Según los datos del Ministerio del Interior, Jaén fue la novena capital de provincia donde más aumentó la delincuencia de toda España. La tendencia general es de reducción de los delitos, tanto en España como en Andalucía. «También hay un efecto rebote: llevábamos varios años de bajada tan pronunciada que alguna vez tenían que repuntar», apunta Egea.

Desde el SUP, Javier Ortiz hace el mismo análisis. «Acabo de estar con compañeros de toda España en una convención y todos sufrimos el mismo problema de falta de personal. No es una cuestión de Jaén o de su comisario. El problema es que llevamos años con promociones de poco más de cien alumnos que salen de la Academia de Ávila cuando antes salían cuatro mil. El año que viene habrá una promoción de unos 2.000 alumnos y llegará algún agente a Jaén. Pero a día de hoy, la previsión es que este año no llegue ninguno para servicios de calle. Cero. No estamos de acuerdo y ya lo hemos reclamado», asegura.

UFP es más crítico y en octubre pasado llegó a hablar de «caos» organizativo en la Comisaría.

Actualmente la Policía está teniendo problemas para mantener una mínima presencia de coches patrulla en la calle las 24 horas del día los siete días de la semana. El cuello de botella son las conducciones penitenciarias. A diario un buen número de agentes tienen que dedicarse a trasladar y custodiar presos en los juzgados y el hospital. Los sindicatos reclaman de forma urgente un módulo hospitalario para liberar funcionarios de las custodias. «Hay veces en los que se queda en la calle un solo coche patrulla para toda la ciudad, y si hay algún servicio tiene que ir a cubrirlo. Si entra otra llamada hay que avisar a Policía Local, que también tiene funciones de seguridad ciudadana», explican los sindicatos.

Denuncias aparcadas

El esfuerzo para cubrir los servicios de calle tiene como consecuencia que haya que detraer funcionarios de los grupos de investigación, que cubren puestos en la oficina de denuncias y otros para liberar a agentes y que puedan salir a la calle. Así que las investigaciones en los grupos se atascan. Hay unidades que tienen decenas y decenas -hasta centenares según las fuentes consultadas- de denuncias sin investigar. Simplemente porque no tienen personal. Incluso hay informaciones aparcadas y sin explotar sobre casos de enjundia porque no hay gente en los grupos para hacer seguimientos, pinchar teléfonos e iniciar trabajos de envergadura.

Todos los sindicatos consultados aseguran que a corto plazo las soluciones pasan por habilitar el módulo penitenciario y crear un grupo de respuesta operativa que cubra los servicios relacionados con eventos y concentraciones ciudadanas.