Ideal

Jaén es la novena capital de España donde más aumentó la delincuencia el año pasado

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía conducen al juzgado a un detenido tras una investigación realizada en 2016.
Agentes del Cuerpo Nacional de Policía conducen al juzgado a un detenido tras una investigación realizada en 2016. / Juan Esteban Poveda
  • Los sindicatos han denunciado «caos» por falta de personal y problemas organizativos que se traducen en un 2,8% más de infracciones

La Policía Nacional tuvo conocimiento de entre trece y catorce infracciones penales al día en la ciudad de Jaén durante 2016. En total, 4.945 delitos y faltas de ciudadanos que consideraban violentados sus bienes, sus personas o sus derechos. Son un 2,8% más que los registrados en el año anterior, según datos oficiales del Ministerio de Interior. Sube la delincuencia en Jaén mientras que baja en el conjunto de Andalucía y en España. De hecho, Jaén es la novena capital de provincia de toda España donde se registró una subida más fuerte. En un año donde sindicatos policiales llegaron a hablar de «caos» en la Comisaría.

Las estadísticas policiales indican una subida de delitos y faltas, de robos con fuerza en domicilios (el incremento es de hasta el 22% en este apartado), de delitos de daños y de hurtos. Bajan por el contrario los robos con violencia e intimidación investigados.

Los delitos de tráfico de drogas suben, pero en este caso es una buena noticia, porque como los ‘camellos’ no acostumbran a entregarse en la Comisaría la estadística hay que leerla en clave éxitos de la Brigada de Estupefacientes. Aunque lo cierto es que se partía de ocho delitos conocidos en 2015. Una cifra muy baja que se ha conseguido elevar hasta 26 en el ejercicio cerrado a 31 de diciembre pasado. Poco más de dos actuaciones contra la droga al mes.

En el conjunto de la provincia de Jaén la estadística muestra un descenso de la delincuencia del 2,3%, centrada sobre todo en una disminución de delitos de robos con violencia e intimidación, daños y de hurtos. Con subidas sin embargo en delitos de robos de coches y robos en domicilios.

Linares

En la segunda mayor ciudad de la provincia, Linares, la delincuencia también experimentó una fuerte caída del 5,9%. En un comunicado oficial, la Subdelegación del Gobierno informó ayer de que la capital jienense «ha registrado en todo el año un pequeño aumento de los delitos con un 1,5% más con respecto a 2015». La discrepancia respecto al 2,8% que dan las cifras de Interior se explica porque Subdelegación excluye las faltas en sus cálculos.

El dato de 2016 rompe además una tendencia a la baja que se apreciaba en la lucha contra la delincuencia local a en la capital desde que el Ministerio de Interior ofrece datos desagregados por localidades:entre 2015 y 2014 la reducción de las infracciones penales fue del 4,9% mientras que el año anterior se logró un descenso del 5%. Frente a estos fuertes descensos, y en un contexto generalizado de descenso de las infracciones penales conocidas, Jaén sufre un repunte.

De las 52 capitales de provincia españolas, Jaén es la novena con una subida más pronunciada, tras Pamplona (13,3% de incremento), Cáceres (8,4), Madrid (5,3), Bilbao (4,9), Gijón (4,7), Toledo (3,9), La Coruña (3,7) y Granada (3,2), siempre según los datos oficiales del Ministerio del Interior.

Quejas sindicales

Los resultados llegan tras un año agitado en la comisaría, donde sindicatos policiales llegaron a hablar de «caos». En octubre la Unión Federal de Policía (UFP) denunció a través de un comunicado, la situación de «caos organizativo, malestar y falta de motivación» por la que atraviesan los funcionarios destinados en la Comisaría Provincial de Jaén. Apuntaban a una situación que se soportaba desde hace más de un año, sin que las sucesivas quejas al comisario «hayan tenido éxito alguno, dada la falta de decisión e incapacidad para resolver dichos problemas».

El sindicato señaló una «continua reducción de efectivos por jubilaciones y bajas», sumada al aumento de los servicios de custodias hospitalarias a internos de la prisión provincial que son ingresados en centros médicos de la ciudad, «en los cuales no hay un módulo habilitado a dicha custodia», dejó durante muchas horas sobre todo en verano– a toda la ciudad de Jaén sin ningún coche patrulla en la calle. «Prácticamente durante todo el mes de agosto – confirmó la UFP – , pero en especial durante la segunda quincena, se dedicaron a las custodias hospitalarias seis funcionarios por turno, con lo cual no había indicativos policiales para atender los requerimientos que los ciudadanos hacen al 091, siendo estos realizados por personal de otras brigadas» y por la Policía Local.

En Policía Judicial, con casos vinculados a denuncias por corrupción y un fuerte aumento de delitos cometidos con armas de fuego, se vieron sin embargo sin personal suficiente porque los expertos en estos delitos, personal bien formado para su trabajo, se dedicaban a cubrir sustituciones y bajas que se producen en otros servicios. Esto ha llevado a la «paralización de las investigaciones de gran parte de las denuncias», según UFP.

Según este sindicato, «el día del patrón de la Policía Nacional, el comisario aludió al aumento de los delitos económicos, de tráfico drogas, tecnológicos, etcétera, y el esfuerzo que se está realizando (...), cuando es todo lo contrario, y se está detrayendo gente de la investigación para llevarla a labores de Seguridad Ciudadana».

Este sindicato ya auguraba un aumento de las estadísticas que miden la delincuencia al restar efectivos a los grupos de investigación, que afrontan investigaciones con un buen número de arrestos y que hacen también una labor preventiva al ocuparse de cuestiones como el control del mercado de armas de fuego que circulan al margen de la ley.

Los sindicatos SUP y CEP también criticaron la falta de personal, y reivindicaron la creación del Módulo Hospitalario, de la Unidad de Prevención y Reacción como posibles soluciones que no se habían adoptado.