Ideal

Manos Unidas en Jaén asume un proyecto en Mauritania de más de 80.000 euros

Presentación de la campaña de Manos Unidas.
Presentación de la campaña de Manos Unidas. / DIÓCESIS DE JAÉN
  • Arranca este fin de semana con el lema de "El mundo no necesita más comida. Necesita más gente comprometida"

El Colegio de Arquitectos de Jaén acogió la presentación de la campaña de Manos Unidas para este año 2017, que arranca este fin de semana con el lema de 'El mundo no necesita más comida. Necesita más gente comprometida', basada en que un tercio de la comida que se produce termina en la basura. «Abordamos la campaña número 58 de Manos Unidas. Son casi 60 años trabajando por la construcción de un año más justo y necesario, a través de la financiación de proyectos de desarrollo en países del sur. Sensibilizando, en la medida de nuestras posibilidades, a la sociedad española», explicó Dolores González, presidente de la asociación de la iglesia católica en España para la ayuda, promoción y desarrollo de los países en vías de desarrollo.

«Este año queremos llamar la atención desde nuestra ONG sobre tres cuestiones que consideramos prioritarias en la lucha contra el hambre, porque todavía hay, desgraciadamente, muchas personas que mueren de hambre. En primer lugar, queremos apostar por una agricultura que sea más respetuosa con el medioambiente y que asegure la alimentación a esas sociedades que están tan desfavorecidas. Una segunda apuesta sería una lucha contra la especulación alimentaria. Y, por último, que terminemos de una vez con el desperdicio de alimentos. En el mundo hay recursos suficientes para todos, sin embargo, hoy están muriendo 800 millones de personas de hambre», continuaba.

Igualmente, subrayó que en nuestra Diócesis se van a poner en marcha un total de 7 proyectos, que se han repartido por arciprestazgos y que pretenden colaborar con países como Mauritania, Brasil e India, entre otros.

En concreto en Jaén Manos Unidas se ha asumido para este año un proyecto de mejora de formación y condiciones de vida en Monguel, al sur de Mauritania, que beneficia a 39 localidades. Allí se calcula que hay 3.124 personas viviendo bajo el umbral de la pobreza. Para desarrollar este proyecto, que tiene un valor de 81.702 euros.