Ideal

Ni la Junta ni el Ayuntamiento frenan la lucha contra la cantera

Ni la Junta ni el Ayuntamiento frenan la lucha contra la cantera
  • La administración local no aportó «ni un papel» y la autonómica «intenta eludir sus responsabilidades» ante una actividad que consideran «ilegal»

  • La plataforma ciudadana apela ya a la Justicia tras chocar con los políticos

«Entendemos que con la cantera de la Fuente de la Peña se está cometiendo un delito. No uno, sino tres. Eso es lo que hemos denunciado en la Fiscalía. Será la Justicia quien tenga que decirlo. Pero la Junta, que comenzó diciendo que todo estaba en regla, ha tomado ya medidas cautelares que afectan a dos de esos tres posibles delitos: en lo que afecta a la seguridad de las personas, pues en una zona de mucho paso la cantera no estaba vallada ni protegida; y en la protección del Patrimonio Histórico». Habla Marina Heredia, portavoz de la plataforma ciudadana que está intentando parar la actividad en la explotación, a la salida de Jaén por la carretera de Los Villares. Su voz suena decepcionada, pues acaba de salir de una reunión de tres horas con responsables de la Junta de Andalucía. Sin acuerdo. «Insisten en que no pueden hacer nada, que la responsabilidad absoluta es del Ayuntamiento. Pero ellos están eludiendo ya suya propia», asegura.

Horas antes de la reunión -celebrada ayer por la tarde- un grupo de activistas grabó un vídeo en el que se ve a las máquinas trabajar en la cantera en dirección noroeste (hacia el casco urbano de Jaén y los abrigos rupestres protegidos por una declaración de Bien de Interés Cultural de la Junta), cuando una resolución de la administración autonómica conocida hace varios días se lo prohibe. «Nos han dicho que al parecer la empresa no había recibido aún la notificación», explica.

La decepción tras la reunión ayer con la Junta se suma a la del encuentro el día anterior con el Ayuntamiento. «No hay voluntad por parte de ninguna de las dos administraciones. La situación actual es de extrema urgencia. Al ritmo actual de extracción de piedra, dentro de poco no quedará nada, habrá desaparecido la montaña. Esto no puede ser como el tranvía. No pueden estar años y años echándose la culpa entre ellos y no hacer nada. Ahora la Junta tiene que asumir que en 2007 declaró el interés paisajístico y recreativo del paraje e hizo una vía verde en la zona, y que protegió los abrigos rupestres que están justo en la línea hacia donde avanza la cantera», asegura Heredia.

En la reunión de ayer participaron por parte de la Junta los delegados de Medio Ambiente, José Eugenio Ortega, y el de Innovación, Ciencia y Empresa, Antonio de la Torre. Acudieron al encuentro acompañados de técnicos de ambos departamentos y también de Cultura para dar información y explicaciones a los miembros de la plataforma ciudadana. Al término del encuentro la administración andaluza no quiso facilitar información sobre lo ocurrido, y remitió a comunicados y declaraciones sobre el tema de días anteriores.

Documentos

«Nos han aportado el documento original de la primera licencia que se concedió en 1981, que permitía la actividad por treinta años, y que expiró en 2011. Y también la resolución de ampliación de esa licencia por otros treinta años. Sólo la resolución. No los informes técnicos que la sustentan. No entendemos que con todos los cambios en la legislación que hubo en esos treinta primeros años en temas de Cultura y Medio Ambiente se renueve la licencia en las mismas condiciones que se dieron en el año 81. La Junta dice ahora que no es competente, pero sí lo fue para declarar la zona de interés paisajístico y recreativo y para proteger como Bien de Interés Cultural los abrigos rupestres», dice Heredia. También señalan que la Junta tiene competencias sobre el acuífero que atraviesa la zona hasta el popular Ojo de Buey. «Tememos que la actividad de la cantera y su expansión lo dañen o contamine, lo que sería un asunto de salud pública incluso», apunta Heredia.

La Plataforma agradece la disposición «respetuosa» de la Junta hacia la demanda ciudadana, pero entienden que no da respuesta a la situación planteada. «De hecho, no han actuado de oficio sino después de una denuncia ciudadana», apuntan los portavoces.

Urbanismo

Del Ayuntamiento aún esperando documentación. La Plataforma reclama la licencia urbanística de la cantera. «No puede tenerla. No con el PGOU de 1986 ni con el que hay actualmente en vigor, por que en ambos se prohiben este tipo de actividades a menos de 2.000 metros del núcleo urbano. Eso no es opinable. Es algo que se puede medir. Y desde el centro de la cantera hasta la residencia de ancianos Fuente de la Peña hay 800 metros en el mejor de los casos. Así que si hay licencia urbanística es contraria a la ley, o no la hay. Por eso hemos denunciado también un posible delito contra la ordenación del territorio. El Ayuntamiento debe aclarar además si la empresa está al día en el pago del canon que le corresponde, ya que se trata de un terreno municipal que explota un privado. Y debe hacer público además el contrato de arrendamiento», señala Heredia. El jueves se reunieron con responsables municipales para expresarles esas dudas, «pero no llevaron ni un papel».

Papeles precisamente es lo que espera la otra administración involucrada en el asunto de la Fuente de la Peña: la de Justicia. Hace días la fiscal delegada de Medio Ambiente y Patrimonio Histórico envió sendos oficios a la administración local y regional requiriéndoles información y documentos para hacerse una idea del conflicto. A nadie se escapa que la intervención del Ministerio Público para investigar las denuncias de la plataforma ciudadana inquieta a los políticos. Aún no ha recibido nada.