Ideal

La Guardia Civil cita a los farmacéuticos en la investigación a raíz del fraude con las recetas

Imagen de archivo de unas pastillas.
Imagen de archivo de unas pastillas. / IDEAL
  • El Seprona trata de recabar información en un procedimiento complejo y con un enorme volumen de documentación

Los farmacéuticos de la provincia se sobresaltaron ayer con una citación del Seprona de la Guardia Civil para que se personen en días próximos en el acuartelamiento para la toma de declaración. Y todo a raíz de una investigación por un supuesto fraude en las recetas del SAS, y que saltó a la luz pública la pasada semana, aunque la investigación es tan compleja que se inició ya en el pasado verano. Las pesquisas en este caso se centran en la ausencia o comprobación de documentos probatorios de la receta XXI o receta electrónica.

Todo ello a partir de que el pasado viernes la magistrada Carmen Ballesteros, titular del juzgado de Instrucción 4 de Jaén, dejase en libertad con cargos a tres farmacéuticos, un matrimonio que regenta una botica en un pueblo de la provincia y una mujer titular de otro establecimiento de la capital, a los que se investiga por supuestos delitos de fraude y falsedad.

Una investigación de la Guardia Civil ha encontrado indicios de que engordaron su facturación al SAS colando medicamentos que realmente no despacharon y pasando al cobro medicamentos no genéricos (y por tanto más caros) cuando en realidad habían vendido un genérico.

Desde el TSJA se informó el viernes que los cargos son actualmente provisionales, porque se mantiene abierta la investigación y no se descarta que haya más imputados o que varíe la situación procesal de alguno de los investigados.

Los detenidos negaron en todo momento ante la jueza haber cometido delitos, según indicaron fuentes cercanas al caso consultadas. Las declaraciones se prolongaron desde las diez de la mañana hasta la una de la tarde. En principio estaba previsto que hubieran pasado a disposición judicial el pasado jueves, pero los investigadores pusieron tanta documentación a disposición el juzgado que finalmente las comparecencias se retrasaron hasta el viernes.

El Colegio de Farmacéuticos de Jaén está mostrando su total colaboración en esta investigación, así su presidente, Juan Pedro Rísquez, declaró la pasada semana cuando se conoció la investigación en curso que «cuando tengamos comunicación oficial por parte de la autoridad sanitaria o judicial abriremos un proceso dentro del Colegio para aplicar el Código Deontólogico si observamos que realmente ha habido una negligencia y tomaremos las medidas oportunas entonces».

Disposición del Colegio

Ayer, desde el Colegio se remitió un correo electrónico al colectivo en alusión a las citaciones que estaban recibiendo los farmacéuticos por parte de la Guardia Civil y trasladándoles el apoyo de los servicios jurídicos del mismo para quienes lo solicitasen.

Las pesquisas comenzaron en verano, centradas en problemas con la facturación de una oficina de farmacia en concreto. Había carencias con los documentos que presentaba el profesional titular. Y pese a los requerimientos que se le hacían, los documentos que permitían verificar si las recetas estaban en regla no llegaban.

Ante las dudas surgidas, se hicieron más controles que destaparon otras situaciones supuestamente irregulares. Las fuentes consultadas han destacado la actuación ejemplar y la colaboración encontrada en el Colegio Oficial para aclarar todos los extremos de este asunto.

Desde la delegación de Salud explicaron que se detectaron irregularidades y se dio traslado a la Guardia Civil. Destacaron la colaboración total con la Justicia.

Se estima que el volumen del fraude puede ser importante, de cientos de miles de euros incluso.