Ideal

Todo lo que Cruz Roja hace y deberías saber

Voluntarias de Cruz Roja en el Día de la Banderita.
Voluntarias de Cruz Roja en el Día de la Banderita. / MANUEL BÉJAR
  • Más de 13.000 socios, 3.000 voluntarios y 53.211 personas atendidas en la provincia son algunas de las positivas cifras que 2016 deja a la organización

Jaén es fiel a Cruz Roja. Los voluntarios crecen, los socios no merman pese a la dura situación económica que afecta a muchos de ellos y sigue siendo la organización a la que recurren aquellos a los que se les han agotado todas las posibilidades. Los datos lo avalan y así se expusieron ayer en la reunión del Consejo institucional de Cruz Roja española de Jaén. El trabajo realizado en el año 2016 representa «el esfuerzo de más de 75 técnicos, apoyados por 3.010 voluntarios y respaldados 13.734 socios», indicó José Boyano, presidente de Cruz Roja Jaén, que aprovechó el acto para presentar al nuevo secretario provincial de la organización, Jesús Muñoz. Tras un mes en el cargo, este aprovechó para pedir «una apuesta por la presencia social e institucional en la provincia», así como fomentar el número de socios y la búsqueda de financiación para los diversos proyectos.

La labor de la entidad permitió en 2016 mejorar las condiciones de vida de 53.211 personas de la provincia, lo que representa un incremento respecto al año anterior de 4.925 personas, con la presencia e intervención de la organización en más de sesenta localidades del territorio.

Intervención social

La intervención social sigue siendo la principal destinataria de los esfuerzos de Cruz Roja Jaén. En 2016 trabajaron con 11.706 personas como usuarios directos individuales, lo que supone un crecimiento respecto al año anterior de 3.379 personas, siendo el total de beneficiarios del plan 44.040 personas. En torno al 50 por ciento de estas personas se encuentran en situación de extrema vulnerabilidad, por lo que han «intensificado» la intervención con ellas en más de un 18 por ciento en comparación con el año 2015.

«Estamos contentos, hemos atendido a mucha gente, aunque nos gustaría ayudar a menos, porque significaría que la cuestión económica mejora. La pobreza energética es una realidad, hay familias que nos dicen que acuestan a las 20:00 de la tarde a los niños con mantas porque no tienen para pagar el brasero, o que tienen alimentos, pero no pueden cocinarlos porque no tienen para pagar la luz, el gas o el agua», señaló José Boyano, añadiendo que el porcentaje de personas en situación de extrema vulnerabilidad «no ha empeorado en los últimos años, pero la cifra se mantiene».

Empleo

En materia de empleo, Cruz Roja trabaja con 2.040 participantes, con una inserción que arroja datos «espectaculares». El 53 por ciento de las personas que han pasado por proyectos del programa operativo han encontrado trabajo -un 18 por ciento más que el año anterior-, habiendo intensificado notablemente también la coordinación y cooperación con las empresas del entorno, «lo que sin duda han contribuido a estos logros». «Hay un conjunto de técnicos y voluntarios que apuestan por ello y estamos en contacto con administraciones que nos ayudan y empresas a las que les formamos personas. Tratamos de ayudar a los jóvenes en la búsqueda de su primer empleo, pero también a esos mayores de 45 años que lo han perdido y buscan otra oportunidad», destacó José Boyano.

Salud y socorros

3.085 personas recibieron en 2016 actuaciones en materia de salud, realizando una intensa intervención de información y sensibilización con la población general e interviniendo de modo muy significativo con el colectivo de personas mayores y en acciones de prevención y detección de VIH.

«Hemos realizado 862 servicios preventivos habiendo ayudado a 1.011 personas y hemos aumentado nuestros recursos y nuestras capacidades de respuesta inmediata ante posibles emergencias de diversa índole. Sin embargo, este apartado representa sólo un 8 por ciento de toda la actividad, algo desconocido para la población, que muchas veces nos identifica sólo por el tema de las emergencias», apostilló el presidente de Cruz Roja Jaén en un ejercicio de valoración de los datos.

Cooperación internacional

Asimismo, 56 voluntarios en la provincia de Jaén se encargaron de informar y sensibilizar a la población en materia de Cooperación Internacional y Educación al Desarrollo durante el pasado año, habiendo llegado de modo directo a 1.123 personas. El compromiso en 2017 se centra en el apoyo a proyectos desarrollados fundamentalmente en África y Sudamérica y con una especial sensibilidad hacia la situación que viven los refugiados. «Es una de las líneas más importantes, nos estamos organizando para atenderlos por provincias», manifestó Boyano.

Voluntariado

Todas estas acciones se han enmarcado en un intenso trabajo de captación y formación de personal voluntario, «pieza angular de todo el sistema de atención». «Hay que resaltar con mayúsculas que 3.010 voluntarios han dedicado alrededor de 70.000 horas de su tiempo a nuestros proyectos», señalaron desde Cruz Roja.

Además, se formó a un total de 4.898 personas en 2016, incluyendo voluntariado, población general y especialmente la formación para el empleo de los colectivos más vulnerables. «El socio de Cruz Roja es fiel en momentos críticos, hay gente que nos decía que no tenía para pagarnos la cuota pero que no se quería borrar», insistió José Boyano.

Desde Cruz Roja quisieron destacar el proyecto de Andalucía Compromiso Digital, con el objetivo de superar la brecha digital de las personas con mayores dificultades de acceso a las tecnologías, habiendo atendido a 1.685 personas usuarias con 5.787 acompañamientos digitales realizados.

Juventud

El trabajo de Cruz Roja Juventud con niños hospitalizados, en promoción escolar, programas de promoción y educación para la salud, colonias urbanas y campañas de entrega de juguetes llegó a 5.013 participantes (niños y jóvenes) en 2016.

Especialmente relevante fue el trabajo realizado en promoción del estudio, con el objetivo de incrementar el éxito escolar en menores de 6 a 16 años con dificultades sociales, incidiendo en factores de índole personal y social que lo favorecen, realizando además de apoyo escolar, educación en valores, actividades de ocio y tiempo libre y hábitos de vida saludables. «Hay localidades que tenían una tasa del 6 por ciento de absentismo escolar y la hemos bajado al 1 por ciento», concluyeron.

Inmensa labor de una entidad plenamente reconocida por los jienenses.