Ideal

El Hospital niega deficiencias en sus cocinas y ve "grave" acusarlo de "alimentos en mal estado"

El Hospital niega deficiencias en sus cocinas y ve "grave" acusarlo de "alimentos en mal estado"
  • Según ha añadido el complejo, los profesionales de este servicio se responsabilizan de que los menús servidos a los pacientes hospitalizados tengan todas las garantías desde el punto de vista de su seguridad y calidad.

El Complejo Hospitalario de Jaén (CHJ) ha desmentido que existan deficiencias estructurales o técnicas en las tres cocinas de sus centros --Médico-Quirúrgico, Neurotraumatológico y Doctor Sagaz--, al tiempo que ha considerado "una irresponsabilidad lanzar acusaciones tan graves como que lleguen allí alimentos en mal estado".

Así lo ha señalado este miércoles en un comunicado la Dirección-Gerencia del Complejo después de la denuncia realizada en ese sentido desde el colectivo La Marea del Cucharón, desde el que también se habló, por ejemplo, de "obsoletos enseres" debido a la ausencia de inversiones durante los últimos 20 años.

Según ha añadido el complejo, los profesionales de este servicio se responsabilizan de que los menús servidos a los pacientes hospitalizados tengan todas las garantías desde el punto de vista de su seguridad y calidad. "Creemos que esta denuncia se realiza con la intención de crear desconcierto y alarma infundada, además que cuestiona la profesionalidad de los miembros de la plantilla de este servicio", ha afirmado.

Está compuesta por 192 profesionales, entre ellos 148 pinches, 22 cocineros, doce dietistas, siete gobernantas, dos jefes y una facultativa especialista en Bromatología, que como media ofrecen a diario algo más de 500 menús de gran calidad, que son supervisados y controlados por todos ellos. Este control se realiza desde que llegan las materias primas hasta que se sirven elaboradas a los pacientes hospitalizados.

El Complejo Hospitario ha apuntado que el suministro de los víveres a las cocinas de sus centros está adjudicado a una empresa, mediante concurso público, a la que se somete a un constante control por parte de los profesionales de las cocinas, especialmente de la calidad de los productos que suministra.

Existen también controles de calidad en estas dependencias por parte de servicio de Bromatología, mediante la toma de muestras tanto de alimentos elaborados como de las materias primas, que se analizan en laboratorios certificados independientes.

Junto a ello, ha manifestado que las mejoras llevadas a cabo durante los tres últimos años en las tres cocinas del CHJ, que se encuentran en sus centros Médico-Quirúrgico, Neurotraumatológico y Doctor Sagaz, han supuesto una inversión de algo más de 160.000 euros.