Ideal

Manuel Contreras anima en su pregón de San Antón a «no desvirtuar» la tradición

El periodista deportivo Manuel Contreras, pregonero de las Fiestas de San Antón 2017.
El periodista deportivo Manuel Contreras, pregonero de las Fiestas de San Antón 2017. / M. A. CORBELLA
  • Recuerda que es «la ciudadanía» la que decidirá sobre el futuro de la fiesta, así que mientras «a engrandecer la fiesta este fin de semana»

«Las Lumbres de San Antón', una tradición que no debe perderse, ni desvirtuarse, está presente en las frías noches del invierno, pero junto al calor que producen, se deben de impregnar las aportaciones y las iniciativas necesarias para que, en vez de ir en detrimento, sean cada vez más grandes y el pueblo siga viéndolas, teniéndolas y disfrutándolas como suyas». La nueva San Antón ha dado ya el pistoletazo de salida. Y es que no hay que esperar al sábado para disfrutar del ambiente de las lumbres. La veintena de actividades con motivo de las Fiestas de San Antón 2017, como las denominó su concejala de Deportes y Turismo, Charo Morales de Coca, ya ha dado comienzo, de la mano del pregón. Este año, ha corrido a cargo del periodista deportivo de Cope Jaén, Manuel Contreras Pamos, a quien corresponden las primeras líneas de este texto.

El salón Mudéjar del Palacio del Condestable Iranzo acogió ayer a las 20:30 su discurso, que comenzó con una 'jaenera'. «Relicario primoroso, Catedral de mi Jaén, santo rostro milagroso, eres mi vida y mi bien», relataba. Manuel Contreras advertía de que venía a pregonar, «no a polemizar». A sumar y a resaltar una fiesta popular, no a criticar. «Vengo a airear una fiesta peculiar que para eso he sido nombrado pregonero, aunque no espero deleitar, eso al final se sabrá. Voy a pregonar, lumbres, fuego, deporte, cánticos, danzas, música y de una devoción que era especial, para un santo que levantaba fervor», continuaba.

Tras recordar lo ilusionado que se sentía por haber sido elegido pregonero, el periodista realizó un repaso por la historia de las lumbres de San Antón, dejando claro el importante significado que guardan tanto para Jaén como para él mismo. «Las lumbres provocaban y provocan, las cosas en ese sentido han cambiado poco, nubes de chispas, pavesas y cenizas que sobrevuelan la ciudad, al menos durante unas horas. Lumbres en todas las zonas de Jaén, desde los barrios con más raigambre e historia, los emblemáticos, hasta los más modernos», señalaba.

Como era de esperar, el periodista no dejó de hacer referencia a la principal novedad que trae 2017: la celebración de las lumbres en sábado durante dos años, para posterior mente consultar si dejarlo así definitivamente. «Las asociaciones de vecinos buscan mantener la tradición para que las lumbres que organizan se celebren como hasta ahora, la noche del 16 de enero, víspera de la festividad de San Antón. De momento hay que esperar a la consulta para comprobar lo que desea la ciudadanía, que es la que tiene que decidir el futuro de esta fiesta. Y mientras tanto, engrandecer la fiesta este fin de semana», indicó Manuel Conteras durante su discurso.

Grandes deportistas

El pregonero recordó la presencia de «grandes deportistas que antaño han estado en la prueba», mencionando a José Luis González, Sebastián Martos, Fran Lara, Marta Domínguez, Laura Blanco o Eva Cacerosa.

Asimismo, animó a mantener la fiesta como de Interés Turístico Andaluz, para lo que animó a los miembros de la Plataforma que ha promovido 'La San Antón en sábado' a que «entablen conversaciones con los responsables del tejido empresarial. «En esta plataforma se incluyen empresarios, periodistas, deportistas y ciudadanos, un grupo importante que pueden hacer mucho para promocionar nuestra cultura, tradiciones y deporte. ¿Y cómo se hace eso? Invirtiendo en cultura y deporte», afirmó.

Por último, animó a los jienenses a bailar, disfrutar y divertirse en una tradición «que debe y tiene que seguir formando parte de nuestras vidas». «Quiero dedicar este pregón a todos los jienenses para que sigamos disfrutando, sin opiniones encontradas, de unos festejos tan históricos, tradicionales y jaeneros», concluyó.