Ideal

Los síntomas se perciben ya en las calles.
Los síntomas se perciben ya en las calles. / FERMÍN RODRÍGUEZ

La gripe se adelanta un par de semanas

  • El número de casos se incrementó a finales de diciembre hasta alcanzar el nivel de epidemia moderada

Más de 600 jienenses ya habían sufrido la primera gripe de la temporada en la penúltima semana de diciembre. El virus ha llegado con fuerza pero no alcanzará el pico de propagación, según anticipan los expertos, hasta la última semana de enero o los primeros compases de febrero. Es decir, entre dos y tres semanas antes del punto de máxima afección de la pasada campaña. La incidencia de la enfermedad ya se deja notar en las Urgencias de los hospitales y en los centros de salud.

En Jaén, al igual que en el resto del territorio nacional, se ha alcanzado el nivel de epidemia moderada. Según los datos recogidos por Sistema de Vigilancia Centinela de Gripe en Andalucía, en la penúltima semana de diciembre de 2016 -aún no está disponible el primer recuento de enero- la tasa de incidencia en España se situó en 91 de cada 100.000 habitantes. Predomina el virus A, subtipo H3. En Jaén, unas 600 personas la habrían sufrido en la penúltima semana de diciembre.

Pese a que lo peor está todavía por llegar, sobre el terreno ya se percibe el incremento en los casos de gripe. El presidente de la Sociedad de Médicos de Atención Primaria en Andalucía, Juan Sergio Fernández, señala que ya entramos «en pleno ambiente epidémico, que este año parece que se ha adelantado un poco». Este médico de familia ha detectado el aumento en el número de visitas a consulta en los últimos días y prevé que se deje notar en los resultados de los próximos muestreos.

Las aglomeraciones son el hábitat perfecto para el virus, así que este doctor apela a la prevención para esquivar los contagios. Gestos como lavarnos las manos frecuentemente, utilizar pañuelos desechables o evitar frotarnos los ojos pueden librarnos de un 'mal trago' cuyos síntomas se pueden extender una semana. «La gripe es una enfermedad con mecanismo de transmisión por vía aérea y a través de las manos. Son un elemento clave para cortar la transmisión de las enfermedades víricas. La higiene de las manos es esencial», señala. Cuando los síntomas de la enfermedad sean inequívocos, recomienda no acudir a los centros de trabajo o al 'cole'.

Pero, ¿cómo diferenciar la gripe de un simple catarro? Hay varios factores distintivos. Quizás el más fácil de identificar es el dolor muscular generalizado, «como si te hubieran dado una paliza», ejemplifica el médico. La mucosidad es más «intensa y abundante». También hace acto de presencia la fiebre, hasta 38,5 grados.

Sin fármacos 'milagro'

Ante la mayor afluencia a los centros de salud y hospitales, de la mano del descenso de temperaturas, la Consejería de Salud activó el pasado 1 de diciembre el 'Plan de Alta Frecuentación'. Este dispositivo implica mejoras en la monitorización de casos para detectar las posibles necesidades de refuerzos. Con el fin evitar colapsos en los servicios de Urgencias, los médicos hacen un llamamiento a la población: mejor asistir en primer lugar al centro de salud y sólo en casos severos a las Urgencias. «Hay que acudir cuando a partir del cuarto día la fiebre no baja y el estado general no mejora, también cuando hay dolores de cabeza muy intensos. Son signos de que la gripe se podría estar complicando», precisa Juan Sergio Fernández. Entretanto, en caso de duda, recomienda consultar con los médicos de familia.

La patología no suele aparejar complicaciones, salvo en grupos de riesgo: personas mayores de 65 años y las que padecen determinados problemas crónicos de salud, respiratorios severos, cardiopatías, obesidad cáncer o alteraciones del sistema inmunológico y metabólico. Es a estos grupos a quienes se recomendó la vacunación en la campaña desarrollada entre octubre y diciembre.

Cabe recordar que el virus no se puede curar con medicamentos: sólo es posible acallar los síntomas. Beber abundante líquido para reponer el agua perdida por la fiebre y facilitar las secreciones, así como aplacar la fiebre con antitérmicos como el Paracetamol son las únicas opciones.

«Nunca se debe automedicar, siempre hay que consultar con el médico o el farmacéutico. El antibiótico hay que evitarlo, debe ser prescrito por un médico». Son palabras del presidente de la compañía Bida Farma, Antonio Mingorance, quien advierte de que el mal uso de los antibióticos, inútiles ante virus como el de la gripe, nos está dejando «sin mecanismo de combate» ante enfermedades frente a las cuales sí son eficaces.

El adelanto de la gripe, anticipa Mingorance, irá aparejado de un aumento en la demanda de ciertos fármacos. «Cuando llega la epidemia de gripe suben las ventas de estos medicamentos. Todavía no ha ocurrido. Se hará balance cuando pase aproxidamente un mes».

Para evitar farmacias y consultas, Mingorance insiste también en la importancia de prevenir. Toda precaución es poca en plena época de expansión del virus de la gripe.