Ideal

Amores viejos, nuevos y un viaje a Benidorm

En un viaje a Torremolinos.
En un viaje a Torremolinos. / IDEAL
  • Jaén en cambio recibirá menos visitantes jubilados del programa, unos tres mil, muy lejos de otras provincias andaluzas

  • Más de dieciséis mil pensionistas jienenses recorrerán toda España este año con el Imserso

En los últimos diez años, José Antonio Carrascosa, «Pepe para los amigos», y su esposa Magdalena Hidalgo han recorrido más kilómetros que en toda su vida. A sus 76 años esta pareja jienense que ha superado ya las bodas de oro (51 años de casados «y diez más de novios», apunta ella) es asidua a viajar con el Imserso, desde que «en el año 2000 que me jubilé definitivamente,

porque tenía que esperar a los 60 (para poder acogerse al programa). Recuerdo perfectamente el primer viaje: a Benidorm». Un clásico para empezar. Desde entonces llevan una treintena de viajes a sus espaldas, habiendo estado en Barcelona, Lloret de Mar, Mallorca, Gandía, Andorra, Murcia, Torremolinos, Benalmádena, Fuengirola...

Ellos son dos de los miles de jienenses que viajarán este año con el Imserso, dispuestos a conocer mundo y vivir o revivir viejos disfrutes y pasiones. En su caso, su historia comenzó con 15 años, «nuestras familias se conocían y bueno», añaden con una sonrisa, pero el Imserso también ha servido de germen de alguna. «Hemos hecho amistad con otras parejas, porque casi todo el mundo viaja en pareja. Pero también hay viudos y viudas y separados, y viajes con grupos de gente sola y alguna historia ha empezado así», ríen.

Hoteles de 4 y 5 estrellas

Recuerdan el último viaje a Benalmádena, donde estuvieron «muy agusto. Son buenos hoteles, de 3, 4 y hasta 5 estrellas. En invierno, los que se quedan abiertos muchas veces, son los buenos, buenos y con tal de no estar vacíos les da igual», subraya Pepe.

Los bailes, las comidas, los juegos de cartas y las visitas a museos y monumentos hacen el resto. Lo que más les ha impactado a la pareja de tratamundos jienenses, hasta la fecha, ha sido «Montserrat a mí y a ella le gusta todo», explica él. «Con ser nuevo», apunta ella. «Son viajes muy cómodos, no tienes que estar pendiente de dónde vas. Te llevan y todo organizado. A Barcelona por ejemplo nos llevaron en autobús a Granada, en avión hasta allí, luego al hotel y ya decidías si querías ir solos, si conoces la ciudad, o ver un guía de allí que hay para los grupos del Imserso», aclaran.

Y es que el pasado día 15 de septiembre comenzó la campaña de comercialización del Imserso 2016. Según el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, se han ofertado 16.090 plazas para los mayores de Jaén, aunque también se han previsto 2.967 para usuarios de otros puntos de España que quieran conocer los encantos de Jaén. La previsión es que se cubran en su totalidad, porque todos los años se ajusta la oferta a la demanda. Una inyección económica para un sector turístico en los meses en que tradicionalmente se registra una menor ocupación. Los precios están acordes con la cuantía de la pensión media en Jaén (741 euros). Una semana en Torremolinos o Benidorm, por ejemplo, tiene un coste de poco más de doscientos euros, un importe que incluye los desplazamientos de ida y vuelta y la habitación en régimen de pensión completa. También esas alegres veladas de baile y orquesta. Y de amistad. Y de risas. Risas como las de Pepe y Magdalena.

Subvencionados

El Programa de Turismo Social para Personas Mayores (Imserso) se enmarca dentro de las políticas orientadas a propiciar un envejecimiento saludable de la población. Se desarrolla desde 1985 de forma ininterrumpida. Hay tres modalidades de viajes: playas peninsulares, islas y ciudades tierra adentro. El presupuesto es de 372 millones de euros, de los que el Estado libera 69 millones de euros con cargo al Imserso y los beneficiarios ponen los 303 millones restantes. Una alternativa de ocio para los mayores de 65 años y también un importante revulsivo económico, ya que se estima que gracias al Imserso se crean unos 90.000 puestos de trabajo entre empleos directos indirectos.

Además, según fuentes del Ministerio, se calcula la intervención de unas 8.000 agencias en todo el país, que son las encargadas de hacer la reserva y formalizar todo el papeleo. Más de medio millón de pasajeros utilizan el avión como medio para sus desplazamientos, mientas que 200.000 usan el autobús y unos 100.000 el ferrocarril -mayoritariamente el AVE-. El resto de viajeros emplean su propio vehículo.

El alojamiento se realiza en unos 300 establecimientos hoteleros de todas las comunidades. Respecto a las novedades para esta temporada, cabe destacar la diversificación de la duración de las estancias, el incremento de las plazas para zonas de interior o la incorporación de nuevas actividades que no implican ningún gasto añadido. También la consolidación como destinos de Ceuta y Melilla.

Para acceder al programa hay que ser pensionista de jubilación del Sistema público español de pensiones, pensionista de viudedad con 55 años cumplidos o por otros conceptos, así como preceptor de prestaciones o subsidios de desempleo, en todos los casos con 60 años, o titular o beneficiario del sistema de la Seguridad Social, con 65 años cumplidos.