Ideal

Archiveros jiennenses conocen los secretos de la encuadernación de la Biblioteca Nacional

  • "La labor de los archiveros es ahora, más que nunca, custodios de la transparencia en la gestión y salvaguarda de los derechos de los ciudadanos", ha destacado la delegada de Cultura, Pilar Salazar, en la XIV Jornada Técnica de Profesionales de Archivos de la Provincia de Jaén.

La XIV Jornada Técnica de Profesionales de Archivos de la Provincia de Jaén ha permitido que los participantes conozcan los secretos de las encuadernaciones de los libros conservados en la mayor y mejor biblioteca de España, la Biblioteca Nacional.

"La labor de los archiveros es de gran importancia para conocer nuestra historia y quiero resaltar que los archivos ahora son, más que nunca, custodios de la transparencia en la gestión y salvaguarda de los derechos de los ciudadanos", ha destacado este jueves la delegada territorial de Cultura, Turismo y Deporte, Pilar Salazar, en la inauguración de esta jornada, celebrada del Archivo Histórico Provincial.

En concreto, la ponencia principal ha contado con el experto de la Biblioteca Nacional Carlos Vera, quien la ha ofrecido bajo el título 'Procedencias. Tras el Rastro del Libro'. En ella ha presentado propuestas sencillas y fáciles de llevar a cabo, incluso para los archivos más modestos, relativas a la conservación preventiva de estas obras.

"Si alguien pudiera pensar que hablar del libro es cuestión exclusiva de bibliotecarios, desconoce que el libro es un formato que contiene obras de carácter literario, científico, histórico y, también, administrativo", ha apuntado Salazar.

En este sentido, ha remarcado que desde los archivos no se puede olvidar este formato, ni el elemento que los protege, que es la encuadernación, pues esta constituye, además, el primer punto de encuentro con el usuario. "Los materiales de estas encuadernaciones son muy variados, por ello, es común encontrarnos, tanto en archivos como en bibliotecas, encuadernaciones en pergamino, en cuero, en cartón, en tela, o más recientemente, en materiales sintéticos, como el guaflex", ha detallado.

Por otro lado, la delegada ha aludido a algunas encuadernaciones de los libros de repartimiento de las Nuevas Poblaciones, de finales del siglo XVIII, conservados en el Archivo Histórico Provincial, o los libros de fábrica de la Catedral de Jaén, donde se anotaban los gastos de la construcción, realizados en formato de marca mayor y deliciosamente repujados y que han sido restaurados por el encuadernador jiennense Luis Jaén.

Por ello, según ha señalado, no es la primera vez que el Archivo Histórico Provincial se ocupa de este tema. "Esta jornada constituye una razón para que el colectivo de profesionales jiennenses pueda reflexionar y poner en común los problemas que aquejan a la profesión, los nuevos retos que se plantean y sus soluciones", ha afirmado.

Finalmente, Salazar ha remarcado que si el objetivo final de la documentación es el servicio a la ciudadanía, se sirve a la misma conservando los documentos en su conjunto. "Conservando el soporte y su tenor documental, y conservando el elemento protector, tanto física como jurídicamente, como puede ser la encuadernación, realizamos un servicio público eficiente", ha concluido.