Ideal

Consumo de aceites de oliva en niños, adolescentes y jóvenes

Consumo de aceites de oliva en niños, adolescentes y jóvenes

  • AULA DEL ACEITE DE OLIVA VIRGEN | DIETA MEDITERRÁNEA

  • El consumo de aceite de oliva es mayor cuando el que realiza la compra en el hogar, o bien no trabaja o tiene más de 65 años. Por el contrario, es menor cuando quien realiza la compra tiene menos de 35 años

Mercasa acaba de publicar la edición de 2016 del 'Informe sobre Producción, Industria, Distribución y Consumo de Alimentación en España'. La base fundamental del informe se sustenta en las estadísticas del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, junto con, datos procedentes de las Comunidades Autónomas, la Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) y las diferentes Asociaciones Sectoriales, los Consejos Reguladores de las Denominaciones de Origen, Indicaciones Geográficas Protegidas, entre otras. Es interesante repasar los datos que aparecen sobre el consumo de aceites de oliva en los hogares españoles durante el año 2015:

El consumo de aceites de oliva más elevado está en los hogares de clase alta y media-alta.

Hay mayor consumo en hogares sin niños, mientras que, los consumos más bajos se registran en hogares con niños menores de seis años.

El consumo de aceite de oliva es mayor cuando el que realiza la compra en el hogar, o bien no trabaja o tiene más de 65 años. Por el contrario, es menor cuando quien realiza la compra tiene menos de 35 años.

El consumo está relacionado con el número de integrantes del hogar, de tal forma que, es mayor en el constituido por un solo individuo y, disminuye progresivamente a medida que aumenta el número de miembros en el hogar.

Los ciudadanos que habitan en grandes ciudades (más de 500.000 habitantes), consumen más, mientras que, los menores consumos se encuentran entre los ciudadanos de núcleos de población entre 2.000 y 10.000 habitantes.

Las Comunidades Autónomas donde hay mayor consumo son: Cantabria, Galicia y País Vasco. Donde menos: Navarra, Castilla-La Mancha y, Región de Murcia.

En general, hay mayor consumo en jubilados, adultos independientes, parejas adultas sin hijos o con hijos mayores. Hay un menor consumo en parejas con hijos pequeños, jóvenes independientes, parejas jóvenes sin hijos y, hogares monoparentales.

Si tenemos en consideración el consumo en los últimos cinco años (2011 a 2015, inclusive), observamos que:

En este periodo, el consumo de aceite de oliva en España ha caído 1,3 litros por persona, mientras que el gasto se ha incrementado en 4,3 euros per cápita. El consumo más elevado fue en 2011 con 9,7 litros por persona, mientras que, el mayor gasto ha sido en 2015 con 28,1 euros por persona.

En el mismo periodo, 2011 a 2015, el consumo de aceite de oliva virgen ha aumentado, mientras que, ha descendido el de aceite de oliva virgen extra.

De estos datos, se pueden extraer muchas y valiosas enseñanzas, pero, yo quiero resaltar una que se destila de gran parte de los datos anteriormente descritos. Me preocupa que los consumos menores se centren en hogares donde predomina la población de menor edad. ¡Esto es un problema!