Ideal

Unidos para decir 'no' al maltrato

La Corporación local, en la fuente de la plaza de la Constitución teñida de morado.
La Corporación local, en la fuente de la plaza de la Constitución teñida de morado.
  • Diversas instituciones se manifestaron ayer contra la violencia de género. Hoy se celebra el día contra esta lacra social, pero ayer ya se dejaron ver los homenajes y el recuerdo de las 41 mujeres asesinadas desde noviembre de 2015

Todos a uno contra la violencia de género. Distintos eventos, mismo mensaje: no al maltrato. Los actos de celebración por el Día internacional contra la Violencia de Género, que se conmemora hoy, dieron comienzo en la jornada de ayer, con el color morado -simbólico en esta lucha- como protagonista.

El alcalde del Ayuntamiento de Jaén, Javier Márquez, acompañado por Reyes Chamorro, teniente de alcalde, portavoz del equipo de gobierno y concejala de Asuntos Sociales e Igualdad, presidió el acto institucional que el consistorio organizó con motivo de esta efeméride y que estuvo marcado con la inauguración del cambio de color a morado del agua de la fuente de la Plaza de la Constitución, al igual que el agua de la fuente de la Plaza de la Concordia.

Javier Márquez destacó «el apoyo social que existe para luchar contra el maltrato hacia la mujer y la importancia de unir esfuerzos entre administraciones para erradicar esta lacra que desde el 25 de noviembre hasta hoy ha dejado 47 víctimas mortales, 47 mujeres en todo el territorio nacional asesinadas por sus parejas o exparejas».

Márquez resaltó, además, el trabajo y el esfuerzo que a diario realizan el Consejo de Igualdad o el Grupo Alba para proteger a mujeres que son víctimas de violencia de género. «La concienciación es fundamental y sobre todo la educación en materia de igualdad desde la más tierna infancia», apostilló.

Por su parte, Reyes Chamorro señaló que el 25 de noviembre es una jornada para que todos reivindiquen esa igualdad «tan necesaria» y la defensa de las mujeres y de sus hijos, ya que «cuando se maltrata a las mujeres se atenta contra sus hijos que sufren directamente estos atentados que vulneran la seguridad y la estabilidad de la familia».

De igual forma, se nombró a cada una de las 47 mujeres que han sido asesinadas desde noviembre de 2015 y se guardó un minuto de silencio en homenaje a estas y a todas las víctimas de violencia de género.

Enfrentarse al silencio

Dos minutos de silencio se guardaron también en el acto organizado por la Diputación Provincial, en el que se dio lectura a una declaración institucional y se realizó una ofrenda floral en memoria de las víctimas de la violencia machista.

«En actos como este, con un propósito que por encima de todo es reivindicativo, hemos de buscar la visibilidad y enfrentarnos al silencio que a lo largo de la historia ha sido, y sigue siendo, un gran cómplice de la violencia hacia las mujeres». Así lo puso de manifiesto el presidente de la Administración provincial, Francisco Reyes, que estuvo acompañado por la diputada de Igualdad, Francisca Medina, así como por la delegada del Gobierno andaluz, Ana Cobo, y representantes de diferentes instituciones y entidades de la provincia.

En el acto había un tablón blanco bajo el título '¿Por qué se siguen asesinando mujeres?', animando a los asistentes a escribir sus pensamientos en la lucha contra esta lacra social. «La educación, la mejor vacuna contra la violencia de género» fueron las palabras escritas por Francisca Medina. «La violencia de género es un problema de todos y todas y su solución también pasa por todos y todas», escribió Francisco Reyes.

«Hoy se celebra un nuevo 25N que lamentablemente es igual que el del pasado año, porque las mujeres siguen siendo víctimas de una lacra que está sacudiendo de manera grave a nuestra sociedad», señaló Reyes, quien incidió en que «esta situación no depende exclusivamente de las mujeres, ya que en la resolución de este problema o nos implicamos la sociedad con carácter general y, por supuesto, las administraciones, o seguiremos teniendo un grave problema en nuestro país».

Por su parte, la diputada de Igualdad, Francisca Medina fue la encargada de leer una declaración institucional compartida por todas las diputaciones andaluzas, un texto en el que, entre otros puntos, se abogó por la necesidad de «desarrollar una ley integral de violencia de género» y «sellar una fuerte alianza a todos los niveles contra este problema». El acto finalizó con un vídeo que trataba de implicar a todos los actores para erradicar la violencia machista.

Romper barreras

Por otra parte, el subdelegado del Gobierno en Jaén, Juan Lillo, animó a la sociedad jienense a «seguir avanzando para romper las barreras obstaculizadoras de la igualdad real entre mujeres y hombres», en la certeza, aseguró, de que «avanzar hacia la igualdad real es avanzar en la lucha contra la violencia que sufre la mujer». Reclamó «una sociedad libre de violencia», asentada en «la suma de esfuerzos de todas las instituciones, públicas y privadas y de todos y cada uno de nosotros, para lograr esa igualdad», en la lectura de un manifiesto.

Acto que clausuró una jornada formativa del Plan Director para la convivencia y mejora de la seguridad en centros educativos y sus entornos en el que participaron 34 miembros de FCSE, monitores de las charlas que se imparten en los centros educativos, además de cuatro ponentes.

En este marco solicitó a todos los jienenses la «reacción unánime de la población, rechazando de manera contundente a los maltratadores, a quienes justifican la violencia de género, a quienes defienden argumentos machistas y a quienes no sienten ningún respeto por las mujeres».

Y en la consecución de este objetivo puso en valor el trabajo que desarrollan las FCSE a través del Plan Director y de las actuaciones informativas a los alumnos y al resto de la comunidad educativa en materias que afectan a su seguridad, entre ellas la violencia de género, y que ayudan a la prevención y detección de esta violencia entre los jóvenes.

Para lograrlo, en el curso pasado se llevaron a cabo 155 actividades informativas sobre violencia de género dirigidas a los alumnos de los centros educativos y otras 36 para las AMPAS. Para este curso, desde los centros escolares ya se han solicitado 89 actividades (71 de los Centros y 18 de las AMPAS) que se desarrollan a lo largo del año.

En este mismo sentido agradeció a los ayuntamientos jienenses que se han adherido (13), así como a los que están pendientes de la firma de convenio de colaboración (6), al Sistema de Prevención y Protección de las Víctimas VIOGÉN, que ofrece seguridad y asistencia a las víctimas de agresiones de violencia de género.

Un acuerdo que propicia la colaboración y coordinación entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y las policías locales para que las víctimas se incorporen al sistema de seguimiento integral, facilitando el trabajo de los especialistas policiales que tienen encomendada su prevención y protección.

1.286 mujeres protegidas

En la provincia de Jaén permanecen activos en este sistema de seguimiento integral un total de 1.286 casos, es decir, mujeres que cuentan con algún tipo de protección dependiendo del nivel de riesgo valorado. Así, en el primer semestre del año se han interpuesto en la provincia 791 denuncias y se mantienen activos 40 dispositivos electrónicos de control de las medidas de alejamiento en el ámbito de la violencia de género.

Por otro lado, Lillo destacó la atención que se mantiene a las usuarias (214 en la provincia) del servicio telefónico de protección para las víctimas (ATEMPRO), que consiste en la entrega de un dispositivo móvil que permite a las víctimas entrar en contacto en cualquier momento con un centro atendido por personal especializado en violencia de género.