Ideal

Jaén, oficialmente sin hora

Fachada del Ayuntamiento, con el andamio y el reloj parado, vista desde la plaza de Santa María.
Fachada del Ayuntamiento, con el andamio y el reloj parado, vista desde la plaza de Santa María.
  • No funciona el reloj del Ayuntamiento, ni tampoco el de la Torre del Concejo. El Ayuntamiento asegura que en las «próximas semanas» licitará el servicio de reparación y mantenimiento

jaén. El reloj que marca la hora oficial de la ciudad, situada en la Torre del Concejo, anexa a la iglesia de San Juan, y donde antiguamente tenía su sede el Ayuntamiento, no funciona. Igual que tampoco funciona el reloj que corona la fachada del actual edificio del Ayuntamiento. Jaén está oficialmente sin hora, aunque desde el equipo de Gobierno municipal aseguran que están en los «trámites previos» a la contratación de un servicio de mantenimiento, que repare esta situación.

Concretamente reparará el reloj del Ayuntamiento, y el reloj de la iglesia de las Infantas, que tampoco funciona, y que también se entiende como propiedad municipal. El reloj de la Torre del Concejo, ese que históricamente da la hora oficial, no podrá ser reparado de momento.

El concejal de Personal y Comunicación, Miguel Contreras, explica que la intención del Ayuntamiento era licitar de forma conjunta el mantenimiento de esos tres relojes, pero cuando el pliego estaba preparado, «al pedir el certificado de disponibilidad del bien, un trámite que es necesario porque no podemos pedir dinero en algo que no está acreditado que es nuestro, nos encontramos con el problema de que la Torre del Concejo está inscrita a nombre de la Iglesia».

Según Contreras, para no retrasar más la adjudicación, se ha sacado al reloj de la Torre del Concejo del lote, y en «en unas semanas» se contratará el mantenimiento del reloj del Ayuntamiento y el de la iglesia de las Infantas, que en este caso sí es de titularidad municipal. De forma paralela, se tratará de aclarar la propiedad de la Torre del Concejo.

Hay que recordar que esa torre, que a su vez da nombre a la asociación de vecinos del barrio de San Juan, además de tener el reloj oficial, cuenta con una campana de bronce del siglo XVI de un metro de diámetro.

Antiguamente, junto a la iglesia se encontraba el Ayuntamiento, por lo que la campana se tocaba para convocar a los ciudadanos en momentos solemnes, para dar los turnos a los regantes de las huertas que existían próximas a la urbe o para avisar de la eminencia de ataques de los musulmanes granadinos. Si el peligro atañía a la propia ciudad, también tocaba a arrebato y luego daba toques según los barrios, pues a cada uno de ellos se le atribuía un número de campanadas.

Andamio

Por otra parte, ayer martes se retiraron los andamios que desde hace días se habían instalado a la entrada del Ayuntamiento, donde han estado trabajando para reforzar los balcones de la fachada. Ha sido una intervención breve, sin mayores complicaciones, ya que el edificio no está considerado como Bien de Interés Cultural, por lo que no exigía una actuación especial.