Ideal

Las denuncias por violencia de género crecen un 11% en la provincia en el segundo trimestre de 2016

  • El derecho de la víctima a no declarar contra su agresor "va en contra" de la erradicación de la violencia de género, según la fiscal, Gracia Rodríguez e insiste en la necesidad de separar a las víctimas de sus agresores en salas de espera diferentes en el Juzgado de lo Penal número 4.

Las denuncias por violencia de género han crecido un once por ciento en la provincia de Jaén durante el segundo trimestre del año 2016 y en relación con el primer trimestre al pasar de 371 a 417 denuncias.

Según datos del Observatorio contra la Violencia de Género ofrecidas por el Consejo General del Poder Judicial, 417 mujeres aparecen como víctimas de violencia de género. El grueso de las denuncias presentadas en los órganos judiciales de la provincia fueron por atestado policial con denuncia de la víctima (333 denuncias).

Del total de denuncias presentadas, el 34,03 por ciento van dirigidas contra cónyuges y un 12,57 por ciento contra excónyuges.

Durante ese segundo trimestre del año, más del 38 por ciento de los procedimientos acabó en sobreseimiento, mientras que hubo un 4,5 por ciento de sentencias absolutorias y un 18,7 por ciento de sentencias condenatorias.

En cuanto a las medidas de protección en ese período, fueron 97 mujeres las que solicitaron órdenes de protección. Del total solicitado se adoptaron 63 y se denegaron 34. También desde Fiscalía se solicitaron 13 y se adoptaron siete.

La fiscal responsable de violencia sobre la mujer, Gracia Rodríguez, en declaraciones a Europa Press, ha insistido en la necesidad de formación para todas las personas que intervienen en la atención de las víctimas de violencia de género, desde las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, al personal de juzgados, jueces, magistrados y fiscales.

"La falta de formación sigue siendo un problema, sobre todo en los ámbitos rurales donde desgraciadamente hay menos recursos para atender a las mujeres víctimas de violencia de género y donde más se acusa esa falta de formación de todas las personas que intervienen", ha señalado Rodríguez.

Ha subrayado que el artículo 416 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal es el causante del 95 por ciento de los sobreseimientos de las denuncias por violencia de género y de las sentencias absolutorias. Este artículo recoge el derecho que tiene la víctima a no declarar contra su agresor.

"No tiene ningún sentido aplicar este artículo a las víctimas de un delito", ha indicado la fiscal, al tiempo que ha destacado que el mantenimiento de este artículo "va en contra" de la erradicación de la violencia de género.

En el caso concreto de la provincia de Jaén, la fiscal responsable de la materia ha insistido en la necesidad de contar con una sala de víctimas en el Juzgado de lo Penal número 4 de Jaén donde se han concentrado los casos de violencia de género. "No es de recibo que las mujeres tengan que estar esperando en un espacio reducido junto a sus agresores para entrar al juicio", ha señalado la fiscal.

Gracia Rodríguez ha señalado que el refuerzo del Penal 4 con una jueza ha servido para agilizar los casos que se acumulaban en dicho juzgado, pero ha recordado que se trata de una solución "temporal" y que lo que "verdaderamente necesitamos es que haya un juzgado de lo Penal exclusivo para los casos de violencia de género".

Por último, la fiscal ha insistido en que "la mejor forma" para acabar con la violencia de género es "la educación en igualdad de los niños y de las niñas, desde que son pequeños" porque solo así se puede erradicar un problema cuyas raíces "se hunden en las sociedades patriarcales como la nuestra donde se sigue defendiendo la supremacía del hombre sobre la mujer".