Ideal

Caballos de Cubero y el 'Mannequin'

Regresó de Israel el alcalde jienense, con la agenda repleta de contactos, la cabeza llena de ideas y los ojos rebosantes de otredad. Es lo que tiene viajar. Conoces otras latitudes y también la tuya, y cuando vuelves la ves de otra manera. Y me cuenta que Jaén tiene que salir de su inercia, de sus limitaciones, de sus ciclos perpetuos, y espera poner su granito de arena para que la ciudad retome su desarrollo y se promocione más fuera, en lugar de esa imagen congelada, a lo 'mannequin challege', otra moda tontorrona, cuando aquí ya teníamos eso de 'estás más parado que los caballos de Cubero'. Que la Fuerza le acompañe.

Mientras eso llega, al menos no nos carguemos las cosas buenas que tiene Jaén. Que las tiene. Un ejemplo: los Premios Literarios Jaén. Un esfuerzo inversor en cultura, del que no estamos sobrados, y que da la sensación que no se valora lo suficiente. Ninguno de los máximos responsables de las cuatro administraciones públicas en Jaén y provincia acudió a la gala, a diferencia de años atrás, y eso que estos premios llevan y difunden el nombre de Jaén por todo el país. Lo hicieron segundos espadas y sus intervenciones fueron tan buenas que hicieron olvidar a sus jefes, que se perdieron la oportunidad de escuchar a Nativel Preciado defender la importancia de leer.

También fue reconfortante, y emocionante, pasear por la ciudad empapelada de frases en el Día Mundial de la Filosofía, y oír la lluvia caer con ganas por fin, y ver a los olivareros sonreír y escuchar a los jienenses confiar en unas Navidades de empleo como hacía años. Fin de la cita.

Posdata: algo huele a podrido. Las denuncias de los ayuntamientos de Barcelona y Badalona contra FCC por haberles cobrado de más, presuntamente, en los servicios de limpieza viaria y recogida de la basura no ha caído en saco roto en Jaén, donde el contrato finalizó en 2012 y la oposición viene hablando de sobrecostes. Y tampoco huele bien la relación de los concejales no adscritos (concurrieron bajo el paraguas emergente de Ciudadanos, hasta su expulsión). Hasta hace unos meses eran 'todos para uno y uno para todos', como los tres mosqueteros, pero el ambiente se ha enrarecido y uno de ellos hasta ha pedido el amparo del alcalde, que ya les concedió la separación, física, otorgándole a dos de ellos despacho en el Callejón de las Flores y dejando a la otrora portavoz como no adscrita de los no adscritos. La vida, que es un bidón.

Temas