Ideal

Las mujeres empresarias siguen siendo una minoría

Las mujeres empresarias siguen siendo una minoría
  • Sólo un tercio de los autónomos son mujeres, que representan el 20% de los socios de nuevas empresas y se mantiene la gran desigualdad de género, aunque hay algunos indicadores positivos en este 2016, como analiza la presidenta de las profesionales y empresarias jienenses (JAEM) Carmen Rueda

En nuestra provincia tenemos unas 13.000 autónomas en activo en la actualidad, y aunque va creciendo paulatinamente este número, siguen siendo una tercera parte del total de cotizantes a este régimen. Por otra parte, sólo dos de cada diez socios fundadores de las sociedades mercantiles que se han constituido este año son mujeres. Esta desigualdad también se corrobora con los datos de empresas nacidas bajo el amparo de Andalucía emprende. Según el informe del primer semestre, se han creado 729 empresas hasta junio a través de estas oficinas, y sólo el 26% de los promotores de las mismas son mujeres, sin embargo dicho porcentaje se eleva hasta el 34% en la media regional.

Hay muchas mujeres empresarias con éxito en nuestra provincia, que han logrado resistir la situación económica, sin embargo todavía algunas no se atreven a dar el salto al emprendimiento, a pesar de que los datos de paro femenino en Jaén siguen siendo preocupantes. Las causas son muy diversas, desde las dificultades derivadas de la conciliación laboral y familiar, la falta de financiación y de fondos propios con los que poner en marcha una idea de negocio, o el desánimo por los grandes gastos a los que han de hacer frente desde el principio, como por ejemplo las cuotas de los autónomos.

No obstante en 2016 ya se observan algunos indicadores con signo positivo, algo que destacan desde la Unión de Empresarias y Profesionales de Jaén (JAEM) a través de su presidenta, Carmen Rueda. «En las altas de socias se detecta una situación mejor para las mujeres empresarias. La asociación está integrada por cinco colectivos, entre todos tenemos una media de 400 asociadas ahora mismo, entre bajas y altas. Nuestra gala sobre la mujer y olivar en Geolit fue un éxito, faltó sitio, eso el algo muy gratificante, indica que se está apostando más por el empresariado femenino. Las que han superado la crisis también crecen, los indicadores son positivos. Sobre todo tenemos consultorías y empresas de servicios, es el sector que destaca sobre el comercio o negocios que se asocian a la mujer como la estética».

No obstante se han quedado por el camino también muchas mujeres que no han logrado superar los obstáculos en el camino. «Cuando hay bajas entre nuestras asociadas me da pena, antes de eso hablas con ellas, les compras, etc. La cuota de autónomos echa a pique el negocio, cuando pasan los seis meses de cuota reducida (en el caso de los que tienen derecho a ella), la cuota y los gastos fijos de local, facturas de luz y teléfono, suman unos costes altos y necesitas al menos 2.000 euros al mes de ingresos. Cada vez hay más empresas y competencia, es más difícil vender tus servicios, al final muchas no pueden, no llegan a final de mes y prefieren no trabajar en B, y cierran».

Hace un tiempo el Ministerio de Empleo y Seguridad Social puso en marcha la tarifa plana de 50 euros para los nuevos autónomos, durante los primeros seis meses, y desde su puesta en marcha se han beneficiado en Jaén 12.402 autónomos de los 188.583 autónomos andaluces. Ahora el gobierno anuncia que se prolongará el periodo de reducción de las cuotas hasta llegar a 12 meses. Es una medida que pretende ayudar al emprendimiento, sin embargo no alcanza a muchas de las personas que quieren iniciar una actividad, como cuenta Carmen Rueda. «Toda ayuda es buena, pero no afecta para la gente que no cumple los requisitos, la mayoría ha empezado pagando la cuota normal, en los casos que conozco la mayoría no han podido acceder a esta reducción».

Además de los gastos fijos, las mujeres empresarias afrontan todavía muchas dificultades, relacionadas con la conciliación, o la falta de ayudas económicas para poder resistir mejor el inicio o los periodos de menos ingresos. «Hay emprendedoras que son también amas de casa, y con cargas familiares. Muchas han empezado tras un divorcio, algunas por violencia de género, y han tenido que subsistir y buscar recursos para ellas y sus hijos. Con esta situación es difícil aguantar mucho tiempo, además no hay ayudas para el inicio de una actividad. También hay muchas recién licenciadas que se autoemplean, pero no tienen ahorros, tiran de ayudas de la familia, o de alojamientos en viveros de empresas, al final muchas de ellas caen».

La conciliación familiar y laboral es otro asunto en el que aún queda mucho por hacer en nuestra sociedad, aunque ya se ven algunos avances, según Rueda. «Cada día es más real, las parejas se ayudan, pero también hay muchas mujeres solas con sus hijos que se dedican a quitarse horas o echar mano de familiares o amigos. Cada día hay más conciencia, aunque todavía las cargas familiares las llevan las mujeres, sigue siendo así, no sólo con los niños sino también con las personas mayores, ellas tienen que llevarlo todo a la vez. Las ayudas a la dependencia se han rebajado y muchos mayores no pueden pagar una residencia, se quedan a cargo de las familias».

De este modo, la mujer empresaria afronta también las dificultades de la conciliación, aunque con algunas ventajas respecto a la mujer asalariada. «Los problemas de conciliación afectan por igual a mujeres asalariadas o trabajadoras por cuenta propia, pero si eres autónoma te gestionas tu tiempo, mientras que si trabajas para otro tienes que pedir permiso para cualquier cambio en el horario. Hay empresas que funcionan muy bien en cuanto a la conciliación, dejan jornadas más abiertas, pero es la excepción, no es la norma. Muchas de las emprendedoras lo son por necesidad y también porque les viene mucho mejor para conciliar».

Actividades de la asociación

Además de la gala para poner en valor a la mujer del medio rural, con la feria y los premios, JAEM prepara para los próximos meses nuevas iniciativas. En diciembre se van a organizar una pasarela, un concurso de escaparates y unas jornadas de seguridad en los comercios. «En diciembre con las compras de regalos hay mucha gente, y hay empresas que no pueden contratar más personal, se multiplican los robos, por eso les explicaremos medidas para prevenir. La pasarela pretende abarcar a todos los sectores, no sólo moda, peluquería, estética, joyas o ropa de niño, queremos innovar para que puedan participar todas las empresarias del comercio, incluso de sectores de otros ámbitos como el agroalimentario, pueden portar los modelos cestas de productos».