Ideal

«El Congreso de Discapacidad contará con importantes ponentes internacionales»

Ana Quílez en una imagen de archivo tomada en Linares.
Ana Quílez en una imagen de archivo tomada en Linares. / ENRIQUE
  • Ana Quílez, presidenta de Aprompsi

  • Aunque se ha avanzado mucho en integración y en inclusión, la presidenta de Aprompsi asegura que quedan muchos pasos por dar

Tras el fallecimiento de Vicente Oya, el anterior presidente de la Asociación de Atención a las Personas con Discapacidad Intelectual (Aprompsi), desde el pasado mes de septiembre está al frente del colectivo Ana María Quílez, que ha formado parte de la Asociación desde el año 1972 y que conoce bien cómo trabaja este colectivo formado por 5.000 socios y que los próximos días 30 de noviembre y 1 de diciembre celebrará el IV Congreso Internacional 'Inclusión y Discapacidad Intelectual' en colaboración de la Universidad de Jaén (UJA) y con el patrocinio de la Diputación Provincial, la Fundación ONCE y la Caja Rural de Jaén.

-El Congreso Internacional 'Inclusión y Discapacidad Intelectual' llega a la cuarta edición, ¿cómo ha sido el progreso del mismo?

-El congreso empezó en el año 2006 y, aunque nos hubiera gustado hacerlo bianual, no ha sido posible por distintas circunstancias, especialmente la económica, ya que en algunas ocasiones ha habido que atender otras prioridades. No obstante, eso no significa que para nosotros no sea un evento importantísimo. Es un congreso de mucha categoría, internacional, donde se renueva todo el saber científico con respecto a la discapacidad intelectual y eso nos afecta directamente.

-¿Con qué ponentes van a contar este año?

-Como en otras ocasiones, contamos con personas de elevado prestigio a nivel internacional. Por ejemplo, la conferencia inaugural la dará José Félix Tezanos, que es un catedrático de Sociología muy importante, presidente de la Fundación Sistemas y que abordará 'Las nuevas formas de exclusión social en la sociedad actual'. Además, vamos a contar con renombrados profesores de Universidades como la Sorbona de París, la Hassan II de Casablanca o la Esslingen de Alemania.

-¿El Congreso sólo está dirigido a profesionales o puede inscribirse cualquiera?

-Puede inscribirse quien quiera, tanto profesionales que trabajan en el entorno de la discapacidad intelectual, como los propios discapacitados y sus familias. Está abierto a todo el mundo.

-¿Cómo van las inscripciones?

-Por suerte, van muy bien, esperamos duplicar el número de participantes de la edición anterior, pero hay que decir, que es curioso que ya tenemos la gran oportunidad en Jaén de acoger este congreso, hay muchos más congresistas inscritos del resto del país e incluso de fuera que de nuestra provincia. Seguimos sin valorar lo que hacemos aquí y es difícil encontrar un congreso de la altura científica que va a tener éste, que cuenta con el compromiso de la UJA y de Aprompsi, ya que ambos nos hemos empeñado en que salga lo mejor posible. Por eso me gustaría hacer un llamamiento tanto a profesionales como estudiantes y familias con alguna persona con discapacidad. Además de las ponencias, va a haber una serie de talleres del ámbito de la psicología, la salud, la inclusión social, la actividad física en los que pueden participar de forma muy activa. La mayoría van a estar coordinados por profesionales del mundo científico, profesores de nuestra Universidad y también de otras.

-¿Qué objetivos concretos persigue en esta ocasión el congreso?

-El objetivo es la integración, la inclusión de las personas con discapacidad. A partir de ahí, desde los distintos aspectos, se harán análisis y propuestas para ver hacia dónde tenemos que ir. La conferencia inaugural 'Nuevas formas de exclusión social' va a ser el marco principal del que vamos a partir, porque la exclusión social en la sociedad actual, con los problemas que tenemos, ha variado. Tenemos que conocer cuáles son las nuevas formas, reconocerlas, y saber qué herramientas tenemos para combatirlas.

Inclusión

-¿Cómo está la situación en este sentido?, ¿se ha retrocedido en los últimos años a consecuencia de la crisis?

-Se ha avanzado mucho, evidentemente, pero con la crisis se ha dado un parón impresionante. No tenemos ya los recursos que veníamos disfrutando, desde investigación hasta servicios de atención directa. Es verdad que entidades como la nuestras, que vamos camino de los 60 años, hemos entendido siempre que la eficacia en la gestión era muy importante. También, lógicamente, la colaboración y la participación con administraciones públicas. Hemos ido consiguiendo objetivos poco a poco para atender desde distintas áreas y necesidades a un gran número de familias. Podemos hablar de que la atención que tenemos prácticamente diaria es a 500 personas y eso es muy importante.

Pero nos siguen faltando recursos que no se están desarrollando, hay unas carencias, que por mucho que estamos intentando cubrirlas no se cubren. Las administraciones públicas con las que colaboramos nos han prometido que poco a poco se irán generando recursos de nuevo y tenemos buenas expectativas en ese sentido.

-¿Va a haber un recordatorio especial para Vicente Oya?

-Por supuesto. Haremos una mención especial, un pequeño homenaje dentro del congreso. Ha sido una persona muy especial para la asociación durante tantos años. Fue una persona tan abierta, tan buena gente y con esa relación que tenía con la sociedad de Jaén que ha hecho muchísimo bien por esta casa, y eso es una deuda que tenemos todas las personas de Aprompsi con él.