Ideal

Acceso principal al Ayuntamiento de Jaén.
Acceso principal al Ayuntamiento de Jaén. / LIÉBANA

El interventor municipal pone reparos de legalidad a facturas que suman 56 millones de euros

  • El informe del interventor habla de «una deficiente coordinación» entre la gestión política, Tesorería y Recaudación, según denunció ayer el PSOE

En el último año y medio, la Intervención del Ayuntamiento de Jaén ha puesto reparos de legalidad a facturas que suman 56 millones de euros, pagadas en 2015 y en el primer semestre de este 2016 y cuyo gasto no estaba recogido en los presupuestos municipales. Así lo denunció ayer, con la documentación y un 'power-point', la viceportavoz socialista, Mercedes Gámez, quien explicó que los reparos del interventor se debieron a que no había un expediente de tramitación administrativa o un contrato de por medio.

Los reparos de legalidad los puede levantar el alcalde. El PSOE criticó que ello se ha convertido «en una norma» desde el anterior mandato del PP, cuando esta forma de pagar «debe ser una excepción».

La Intervención ha puesto reparos a los 7 millones facturados por FCC, sin contrato en vigor desde 2012 en el servicio de limpieza y recogida de la basura. «Pagos que el PP ha consentido en contra del criterio de la Intervención», declaró.

También hay muchas facturas con el criterio de 'urgencia', que el órgano de control municipal cuestiona por la periodicidad en el tiempo con la que se emiten. Es el caso de la empresa municipal de aparcamientos, EPASSA, como pagos desde el Ayuntamiento que se consideran al margen de la ley por tratarse de una aportación de liquidez del Ayuntamiento a una sociedad pública, dijo.

La Intervención también considera llamativo que desde algunos patronatos, como el de Deportes o el de Cultura, no se preste atención al cumplimiento de las ordenanzas que regulan las tasas cuando no se contemplan ingresos por el uso de espacios escénicos, que la presidenta correspondiente (la concejala) declara no necesario abonar y por tanto su exención, pone el acento en la recaudación del uso de instalaciones deportivas y recuerda que no constan ingresos por algunas concesiones, desde canteras a espacios para la construcción de instalaciones deportivas.

Gámez recordó que el interventor hace hincapié en su informe en que hay «una deficiente coordinación» entre la gestión política, la compleja situación de la Tesorería y la recaudación, lo que demuestra «el desaguisado que el PP tiene montado en el Ayuntamiento», declaró.