Ideal

El subdelegado insta a los agricultores a denunciar inmediatamente cualquier robo de aceituna

El subdelegado insta a los agricultores a denunciar inmediatamente cualquier robo de aceituna
  • Después de que algunos propietarios de fincas de olivar situadas a las afueras de la capital, fundamentalmente en los aledaños de la carretera de Fuerte del Rey, entre Las Fuentezuelas y el Bulevar

El subdelegado del Gobierno en Jaén, Juan Lillo, ha instado a los agricultores de la provincia a denunciar inmediatamente cualquier robo de aceituna que puedan sufrir para que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado (FCSE) puedan actuar, al tiempo que ha incidido en la importancia de tomar ciertas precauciones para evitar ponérselo fácil a quienes pretendan sustraer el fruto.

Así lo ha señalado este jueves a preguntas de los periodistas después de que algunos propietarios de fincas de olivar situadas a las afueras de la capital, fundamentalmente en los aledaños de la carretera de Fuerte del Rey, entre Las Fuentezuelas y el Bulevar, hayan hecho pública la sustracción de aceituna.

En este caso, según han precisado desde la Subdelegación, al tratarse de casco urbano, la competencia corresponde a la Policía Nacional, donde se han recibido denuncias y, de hecho, los agentes se han reunido ya con los afectados y están trabajando en el asunto. Con respecto a la Guardia Civil, por el momento ha habido escasas denuncias, entre las que figura una en Mancha Real de 10.000 kilos de aceituna.

Lillo ha hecho hincapié en que "robo de aceituna que se produzca, robo que hay que denunciar" para que los agentes se pongan en marcha, punto en el que ha aludido a la anterior campaña, "tan importante", en la que "se recuperaron 240.000 kilos" de los 500.000 cuya sustracción se había denunciado.

"Casi la mitad me parece que es una cifra importante. La ideal sería recuperar el cien por cien, pero en muchas ocasiones no se llega porque la facilidad que se da por parte del agricultor", ha señalado no sin destacar la importancia, por ejemplo, de no dejar el fruto ya recolectado en los tajos, sino llevarlo directamente a las almazaras.

Ha resaltado, además, que la Guardia Civil se vuelca en la vigilancia durante la recolección y "la totalidad de la plantilla de los puestos de la provincia, que son más de 600" agentes, están trabajando en labores de control, en los que también intervienen los miembros de los Equipos Roca y escuadrones a caballo.

Controles

El subdelegado ha recordado la "particularidad" que supone en la provincia de Jaén la existencia de la guía-conduce, un documento necesario para el transporte de la aceituna y "fundamental, ya que tenemos un control exacto del movimiento" que se produce. Junto a ello, hay "vigilancia sobre todas las almazaras", donde se revisan los libros de registro, así como en los puntos de compra de aceituna, que es donde puede haber más" asuntos.

Así las cosas y tras indicar que el trabajo también es "complicado", dado que por ejemplo parte del fruto robado en Jaén en la pasada campaña se recuperó en la provincia de Toledo, ha asegurado que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad andan "en ello" y ha pedido "calma y tranquilidad".

Se ha referido, al hilo, a "esas patrullas que dicen que organizan por la noche" algunos propietarios de fincas de la capital: "A nadie le voy a prohibir qué hagan siempre que no utilicen medios que estén prohibidos", ha dicho. No obstante, cuestionado sobre cuándo podrían ser ilegales, ha dicho que "la ley como no es un tabla de multiplicar, tiene muchas interpretaciones, pero ya en el mero hecho de se constituyan esas patrullas puede haber algún viso de ilegalidad".

Ha agregado que la vigilancia y control de las zonas de campo "debe de tenerla las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado", con independencia de en zonas agrícolas está la figura del guarda rural, "por desgracia desaparecido", aunque "sí establecer una guardería particular que son ojos que están en el campo y dan pistas y facilidad sobre los robos