Ideal

CCOO denuncia a la Junta ante la Inspección de Trabajo por el cierra de la cocina del Neveral

  • CCOO ha adoptado esta medida ante la falta de soluciones por parte de la Conserjería de Salud a las demandas del sindicato y trabajadores/as que, de forma paralela seguirán además con las movilizaciones ante la misma para evitar la perdida de empleo y la merma del servicio a los pacientes, que sufrirán de una forma muy directa el cierre de la cocina del Hospital

El Secretario de Empleo y Relaciones Laborales de CCOO Jaén, Francisco Cantero, ha interpuesto una denuncia a la Junta por incumplimiento del Estatuto Básico del Empleado Público ante la Inspección Provincial de Trabajo. CCOO ha adoptado esta medida ante la falta de soluciones por parte de la Conserjería de Salud a las demandas del sindicato y trabajadores/as que, de forma paralela seguirán además con las movilizaciones ante la misma para evitar la perdida de empleo y la merma del servicio a los pacientes, que sufrirán de una forma muy directa el cierre de la cocina del Hospital. Asimismo, desde CCOO se han mostrado preocupados por la externalización de servicios esenciales para la ciudadanía como es la alimentación y señala que lo que se esconde detrás de esta operación es provocar el cierre del Hospital.

El sindicalista rechaza que la Junta decida de forma unilateral el cierre inmediato de la cocina del Hospital Doctor Sagaz (Neveral) y no negocie con los sindicatos dicha operación incumpliendo así la normativa vigente. El Estatuto Básico del Empleado Publico contempla que cuando las decisiones de las Administraciones Publicas afecten a los trabajadores y trabajadoras se procederá a la negociación de dichas condiciones con las organizaciones sindicales a las que se refiere este Estatuto.

Por ello CCOO, ante la falta de negociación prevista, ha registrado una denuncia para que se paralice el cierre de la cocina. Aunque la principal excusa para proceder a estas contrataciones "externas" suele ser la rigidez del funcionamiento de la función pública, más ajustado a los hechos parece, cuanto menos, añadir el deseo de eliminar plantilla y el acceso al empleo público contraviniendo la igualdad de oportunidades y medios de los ciudadanos y seguir practicando externalizaciones. Sustituyendo el mérito y la capacidad por puro interés mercantil.

Cantero recuerda a la Junta, que detrás de tantos datos y cifras, están trabajadores/as perderán su empleo y que en muchos de los casos es fuente única de ingresos. Además, de llevarse a cabo el cierre atentaría contra la calidad prestada al usuario de la sanidad pública y el bienestar de los pacientes y, por tanto, la merma de calidad repercute indirectamente también en la salud de los mismos.