Ideal

Cuentas pendientes entre Madrid y Jaén

Protesta de la plataforma a favor de la A-32, en el tramo paralizado entre Úbeda y Torreperogil.
Protesta de la plataforma a favor de la A-32, en el tramo paralizado entre Úbeda y Torreperogil. / ROMÁN
  • La provincia espera que el desbloqueo en el Gobierno permita avanzar en la A-32 o en la negociación de quitas para los ayuntamientos 'asfixiados'

Ya tenemos Gobierno. Ha hecho falta aproximadamente un año para desbloquear la situación y que el Ejecutivo deje de estar en funciones y eso, aunque a simple vista no lo parezca, ha repercutido en Jaén. Son varios los proyectos de calado que la Administración central tiene pendientes de ejecutar en la provincia, y alguno de ellos, según aseguran desde la Subdelegación, están a la espera de que eche a andar el nuevo Gobierno.

Es el caso de la A-32, la autovía que une Linares con Albacete, y cuyas obras se encuentran paralizadas en algún tramo, y ni siquiera han comenzado en otros. Una de las partidas más elevadas que se incluyeron en los Presupuestos Generales del Estado para este año 2016 fue para avanzar en las obras de la A-32. En total se presupuestaron 44 millones de euros. Desde el Gobierno no facilitan datos sobre el porcentaje de la partida que se ha llegado a invertir, pero lo cierto es que las obras no han avanzado en este año. El nuevo ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, tiene ya un importante frente abierto en Jaén.

Desde la Subdelegación explican que se han hecho avances como la modificación del proyecto en el tramo que discurre entre Úbeda y Torreperogil, que lleva más de dos años paralizado, y que necesitaba de este paso para que vuelvan a comenzar las obras. Este verano se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) esa modificación y se daba vía libre a que comenzaran las obras, pero desde Subdelegación aseguran que la interinidad del Gobierno no ha permitido dar ese paso. En este tramo, según el Gobierno, también se ha invertido en el pago de expropiaciones.

En una situación parecida están los tramos entre Torreperogil-Villacarrillo; Villacarrillo-Villanueva del Arzobispo, que tenían comprometidos 14,9 millones y 20,9 millones para este año, pero hasta la fecha se han hecho solo «trabajos previos», sin que las máquinas hayan tocado el terreno.

Alta velocidad

Con este panorama, la A-32 se convierte en la principal cuenta pendiente del nuevo Gobierno de Mariano Rajoy con Jaén, pero hay más. La Línea de Alta Velocidad de ferrocarril es otro de los proyectos 'históricos', que sí ya avanzaba lento, este último año apenas ha dado paso alguno. El Gobierno había comprometido 19,4 millones para invertir este 2016, y aunque Subdelegación asegura que «se está trabajando», no ha habido cambios y tampoco se han visto máquinas trabajando en el Llano de las Infantas, donde se iniciaron las obras, que llevan dos años en vía muerta.

Y si difícil ha sido el avance de obras que estaban ya comenzadas, más difícil aún es de aquellas obras que solo han tenido el recorrido de ser un anuncio, una promesa... La conversión en autovía de la N-432, que atraviesa los municipios jienenses de Alcaudete y Alcalá la Real es una de esas promesas eternas, sobre todo por el elevado número de accidentes de tráfico que se producen en ese tramo. Es otra de las cuentas pendientes con esta provincia.

Hace menos de un mes que la Diputación Provincial de Córdoba daba un paso en este sentido: el Pleno aprobaba la creación de una «mesa de trabajo» con el fin último de promover la conversión de la carretera N-432 (Badajoz-Córdoba-Granada) en la autovía A-81, en la que «estén representados todos los municipios afectados desde Badajoz hasta Granada, así como las diputaciones provinciales de Badajoz, Jaén, Granada y la propia Córdoba». Así lo establece el acuerdo plenario, adoptado con los votos a favor del gobierno de PSOE e IU y de los grupos de Ganemos Córdoba y Ciudadanos, y con el voto en contra del PP.

En la mesa de trabajo también estarán representadas «las organizaciones sindicales mayoritarias, UGT y CC OO, y la organización empresarial CECO», y el primer paso será solicitar al Ministerio de Fomento «los informes pertinentes sobre la evolución previsible del volumen del tráfico, el coste económico de la obra y el impacto ambiental de la misma, así como establecer cauces participativos».

Ayuda a los ayuntamientos

No es una obra, pero también es una cuenta pendiente y nunca mejor dicho y está sigue estando en el Ministerio que dirige el jienense Cristóbal Montoro. Desde el pasado mes de agosto hay ayuntamientos de la provincia, con una situación financiera crítica (el más conocido, el de la capital) que se encuentran al límite. El presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Fernando Rodríguez Villalobos, ha llegado a hablar de «colapso» en muchos ayuntamientos. Desde ese mes de agosto, algunos ayuntamientos han llegado a triplicar las cantidades que vienen pagando en las cuantías mensuales de devolución del plan de pago a proveedores, ya que ese era el momento en el que empezaban a abonarse la amortización de capital de esos préstamos junto a los intereses.

A mediados del mes de septiembre, el alcalde de Jaén, Javier Márquez (PP) mantuvo una reunión en el Ministerio de Hacienda para solicitar una quita de la deuda que la administración local tiene con la central. Con esa reunión cumplía con lo exigido desde los grupos de la oposición, y con un acuerdo plenario que finalmente se aprobó por unanimidad. «El Gobierno de España entiende la situación económica y financiera actual y ha mostrado su disposición a seguir colaborando y ayudando a los ayuntamientos en dificultades», aunque «en la actual situación de gobierno en funciones es imposible que se tomen medidas», explicaron el alcalde y el concejal de Hacienda, Manuel Bonilla, tras la reunión.

Ahora que el Gobierno ya está formado habrá que ver que pasa, sobre todo teniendo en cuenta que el jienense, Cristóbal Montoro, ha dejado de ser ministro de Administraciones Públicas, un área que ha pasado a manos de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría.