Ideal

Padres del Muñoz Garnica piden no mezclar los niños con los adultos del Conservatorio

Entrada al colegio público Muñoz Garnica, en el barrio de Santa Isabel.
Entrada al colegio público Muñoz Garnica, en el barrio de Santa Isabel. / G. M.
  • Aceptan que el colegio sea utilizado por la tarde pero creen incompatible por la mañana las clases escolares con las del grado superior de música

El malestar persiste en la asociación de madres y padres del colegio público Muñoz Garnica, pero la Delegación de Educación está decidida a hacer el traslado de los dos conservatorios de música al mismo tiempo, el próximo mes de diciembre y hasta final de curso, y mientras reparar los desperfectos aparecidos en su edificio de la calle Compañía (grietas, solería levantada, etcétera) y mejorar estas antiguas dependencias. Así que el ‘ampa’ ha optado por al menos solicitar que las enseñanzas del Conservatorio Superior se impartan en otro centro.

Fue durante la reunión que etse martes mantuvo la inspectora de zona y técnicos de la Delegación de Educación con los representantes de los padres – que acudieron en un buen número, según informó el ‘ampa’ – para informar de cómo será el traslado provisional. Así, el grado superior se impartirá por la mañana y el elemental y medio, por la tarde. Para ello, ambos conservatorios utilizarán las dependencias de la segunda planta y del sótano del colegio, mientras que los escolares seguirá utilizando la planta baja y la primera planta.

Los representantes del ‘ampa’ dijeron estar preocupados por el hecho de que sus hijos, de edades comprendidas entre los tres y los doce años, compartan espacio con los adultos del grado superior de música, y tienen menos reparos sobre la utilización del colegio por la tarde.

De ahí que propusieran que el grado superior se imparta en otro centro. Según los padres, los representantes de Educación quedaron en estudiarlo.

También solicitaron mayores medidas de insonorización, ya que los técnicos les informaron de que las medidas que se adoptarán serán mínimas. El ‘ampa’ teme que se altere el desarrollo del curso escolar y que afecte en especial a los niños de la clase de autismo, que además tendrán que cambiar de aula, según indicaron los padres. «Queremos que se moleste lo menos posible», reclamaron, disconformes aún de que no les informara en su día de la decisión de ubicar ambos conservatorios en su colegio y mientras duren las obras, que también temen que se demoren más de lo previsto y que no estén terminadas para el siguiente curso escolar.

Decisión compleja

El traslado de los conservatorios de música fue rechazado en un principio por la Delegación de Educación por el trastorno que suponía y por las dificultades de encontrar un edificio alternativo adecuado. De hecho, aunque parte de la comunidad educativa propuso cambiar de edificio ante la creciente aparición de grietas y desperfectos, otra no era partidaria del mismo. Al finales de mes pasado, la Delegación decidió el cambio como mal menor y también para hacer las obras de reforma sin contratiempos.

Unos 1.300 alumnos, 65 aulas, más de 150 profesores y un amplio material (50 pianos, saxofones, violines, clarinetes, guitarras, etcétera) harán la mudanza entre las vacaciones de Navidad y comienzos del año nuevo.

La decisión no fue del agrado la comunidad educativa del CEIP Muñoz Garnica, que cuando conoció los planes de Educación emitió un comunicado asegurando no sentirse «bien tratada ni tenida en cuenta a la hora de tomar decisiones que afectan tan gravemente al funcionamiento del centro y a la educación y a la seguridad del alumnado».

Temas