Ideal

Cada segundo se plantan diez nuevos olivos en el mundo

Juan Vilar, autor de este estudio.
Juan Vilar, autor de este estudio. / IDEAL
  • Es uno de los resultados de un estudio sobre la expansión del cultivo realizado por Juan Vilar, vicepresidente ejecutivo de GEA Iberia y experto en la elaboración de aceite de oliva

Un estudio sobre la expansión del cultivo realizado por Juan Vilar, vicepresidente ejecutivo de GEA Iberia y experto en la elaboración de aceite de oliva, asegura que cada segundo se plantan diez nuevos olivos en el planeta.

Este informe ha sido presentado por Vilar en el marco del Máster de Olivar, Aceite de Oliva y Salud de la Universidad de Jaén, según informa GEA en un comunicado.

Juan Vilar ha pronunciado una conferencia a los alumnos, procedentes de los cinco continentes, titulada "El sector oleícola internacional un análisis estratégico según la naturaleza de las explotaciones productoras", en la que realizó una descripción del macroentorno oleícola, integrado por 56 países productores.

"La expansión del cultivo se ha acelerado en los últimos quince años con las últimas incorporaciones de nueve países productores, a la vez que se han alcanzado los 174 países consumidores de aceite de oliva", ha manifestado.

Igualmente, ha expuesto los principales datos del nuevo aforo de campaña y ha señalado la influencia que la meteorología tendría tanto en el mismo, como en la actual formación de precios en origen.

También ha hablado de la promoción supranacional coordinada, como la más importante de las estrategias de contexto global y de la homogeneización categórica global de los distintos aceites de oliva comercializados, se trate del mercado, o país que se trate.

Además se ha referido a las estrategias en el ámbito del entorno organizativo, según el grado de intensificación de cultivo, en todo caso tratando de elevar al máximo el rango de renta neta que se obtiene por la diferencia entre precio y coste.

En este sentido, ha subrayado que el sector debe buscar modelos de economía de escala que ayuden a mejorar la eficiencia, además de la necesidad de que el cultivo tradicional apueste por la diferenciación, singularización y búsqueda de la exclusividad en el producto.

Para Juan Vilar, "sólo hay dos maneras de mejorar la renta neta de los olivicultores, mediante reducción de costes (por ejemplo mediante transformación, integración y cooperación,) o a través de desplazamientos positivos de precio (a través de concentración, diferenciación positiva, reconocimiento externo y singularización)".

Toda esta información está plasmada en un manual sobre el sector internacional del aceite de oliva que GEA Iberia presentará en las próximas semanas, cuyos autores son Juan Vilar y Rafael Cárdenas.