Ideal

165 empleados de Hacienda piden por escrito un mejor servicio de autobuses

  • En el escrito señalan que suelen utilizar el autobús para desplazarse a su centro de trabajo

Un total de 165 empleados públicos de la delegaciones Territoriales de Hacienda y Administración Pública y de Medio Ambiente, que tienen su centro de trabajo en el edificio de la Junta de Andalucía en la Avenida de Madrid, junto a la rotonda de Donantes de Sangre, han firmado un escrito dirigido al Ayuntamiento de Jaén para informarle de las deficiencias del servicio municipal de autobuses urbanos, puesto que como usuarios asiduos les ocasiona un perjuicio diario, y también para solicitar soluciones.

En el escrito señalan que suelen utilizar el autobús para desplazarse a su centro de trabajo. «Habitualmente - señalan - tomamos las líneas 11, 14, 17, 2 y 4, por ser las que mejor se adaptan a nuestras necesidades. A veces se juntan tres autobuses en la misma parada a la misma hora, con lo cual hasta los siguientes 20 ó 30 minutos, dependiendo del retraso que lleven, que es mucho, no pasa ninguno».

Añaden que desde hace tiempo vienen observando, sobre todo a la salida del trabajo, que hay «un retraso excesivo» de dichas líneas y que cuando llegan a la parada suelen venir los autobuses «abarrotados». «Son líneas de largo recorrido y a veces el conductor ya no nos deja subir por estar el autobús completo», apuntan, además de que observan que la empresa Castillo suele poner autobuses muy pequeños en las horas punta.

Estos usuarios agregan que en muchas ocasiones y por el motivo de la tardanza de los autobuses en pasar por Donantes de Sangre, se han desplazado a otras paradas cercanas pero se han encontrado con el mismo problema, pues «son líneas que nacen desde muy abajo (de la ciudad) y por el tema de los estudiantes, trabajadores, etcétera, vienen muy llenas», y citan las líneas 2, 3 y 9.

Una «falta de respeto»

«Nos parece un abuso por parte de la empresa que las personas que utilizamos dicho servicio y que somos los que estamos dando trabajo tengamos que estar quejándonos todos los días de las consecuencias de quien no gestiona bien el servicio. Hacemos un llamamiento para que se pueda solucionar lo más pronto posible y que no nos hagan perder tanto tiempo... Llevamos muchos años sufriendo esta injusticia y falta de respeto, ya que nos hemos quejado vía telefónica a Autobuses Castillo y al Ayuntamiento, sin solución alguna», concluyen.