Ideal

Desarrollan un bioplástico con propiedades mejoradas con restos de poda del olivo

Desarrollan un bioplástico con propiedades mejoradas con restos de poda del olivo
  • "Estamos ante un producto que presenta un gran potencial en una provincia como Jaén", resaltan

El Centro Tecnológico del Plástico (Andaltec) y la Universidad de Jaén (UJA) están desarrollando un proyecto de I+D+i centrado en el uso de subproductos del olivar para mejorar las propiedades de los bioplásticos. Esta iniciativa, denominada Compolive, está trabajando en la utilización de fibras naturales procedentes del proceso de poda del olivo para la fabricación de nuevos materiales de base polimérica.

Los plásticos reforzados con fibras pueden presentar mayor rigidez y resistencia. Los plásticos reforzados con fibra de vidrio y fibra de carbono vienen siendo ampliamente utilizados desde hace años en numerosos sectores industriales debido a sus excelentes propiedades y bajo coste.

En los últimos años, las fibras naturales se han posicionado como una alternativa a las fibras convencionales, ya que presentan propiedades técnicas satisfactorias, tienen un coste muy bajo, están ampliamente disponibles y derivan de fuentes renovables.

El investigador de Andaltec, Francisco Javier Navas, ha destacado en un comunicado que la integración de la fibra de olivo en un bioplástico no ha sido muy estudiada hasta el momento. "Estamos ante un producto que presenta un gran potencial en una provincia como Jaén, donde existe una industria del plástico muy potente y donde se generan cada año miles de toneladas de residuos procedentes de la poda de los 60 millones de olivos que hay plantados", ha dicho Navas.

Los investigadores de Andaltec y el grupo de investigación Bioprocesos (TEP-138) de la UJA han seleccionado las fibras procedentes del olivo más adecuadas para este uso, que fueron sometidas a un tratamiento químico e introducidas en una matriz polimérica mediante la utilización de un sistema de mezclado adecuado.

Los materiales resultantes fueron procesados por la tecnología de inyección para obtener probetas y, finalmente, fueron caracterizados en términos de propiedades mecánicas, térmicas y químicas con el fin de sugerir nuevas aplicaciones potenciales.

Andaltec es un Centro Tecnológico Nacional certificado por el Ministerio de Economía y Competitividad, que cuenta con una plantilla de 170 profesionales y más de 10.000 metros cuadrados de instalaciones, lo que lo convierte en uno de los más grandes de Andalucía.

La sede de Andaltec en Martos (Jaén) posee equipos científicos de última generación para la investigación en nuevos materiales, desarrollo y validación de nuevos productos, así como optimización de procesos. Este Centro Tecnológico trabaja en áreas multidisciplinares, como reciclado y medio ambiente, packaging, aeronáutica, iluminación, automoción, agroalimentario, material sanitario, entre otras.