Ideal

Tres mujeres a disposición judicial por agredir a un motorista en la capital

  • Los hechos se produjeron alrededor de las 2,45 horas del sábado en la confluencia de las calles Bernabé Soriano e Ignacio Figueroa

Tres mujeres, una de 31 años y dos de 21 años, han sido puestas a disposición judicial como presuntas autoras de una falta de daños materiales y otra por lesiones de pronóstico leve después de agredir a un motorista en pleno centro de Jaén capital al que una de ellas llegó a golpear con una botella de cristal.

Según se ha informado desde el Ayuntamiento de Jaén, los hechos se produjeron alrededor de las 2,45 horas del sábado, 5 de noviembre, en la confluencia de las calles Bernabé Soriano e Ignacio Figueroa del centro de la capital.

En ese momento, según recoge la Policía Local, un hombre que conducía un ciclomotor fue obligado a detener su vehículo por tres mujeres que invadieron la calzada y se le interpusieron en su marcha, para seguidamente, "con un temperamento muy agresivo y fuera de sí, una de ellas golpearlo en la cabeza con una botella que llevaba en sus manos y todas ellas propinarle empujones y puntapiés a distintos elementos del ciclomotor causándole lesiones y daños materiales".

El agredido optó rápidamente por abandonar su vehículo y salir huyendo hacia la Plaza de San Ildefonso, por donde casualmente pasaba una patrulla de la Policía Local a la que requirió e informó de lo sucedido a la vez que facilitaba datos para la posible localización e identificación de las agresoras.

El hombre, que presentaba dos heridas inciso-contusas sangrantes en rostro y cuero cabelludo, fue conducido por otra patrulla de la Policía Local hasta un centro sanitario para recibir asistencia médica y posteriormente presentar denuncia por lo ocurrido.

Poco después los agentes de Policía Local localizaron en las proximidades a las tres presuntas agresoras "con claros síntomas externos de embriaguez y manifiesto estado de excitación y agresividad".

Los agentes pudieron conocer que las mismas mujeres habían estado poco antes en un pub donde habían alterado el orden y se habían marchado sin pagar lo consumido.