Ideal

Proponen acudir a los tajos de la aceituna para denunciar la baja contratación de mujeres

Concentración de IU contra la desigualdad, ayer en la plaza de la Constitución de Jaén.
Concentración de IU contra la desigualdad, ayer en la plaza de la Constitución de Jaén. / Liébana
  • El acto incluyó un homenaje a las 42 mujeres asesinadas en lo que va de año en España por violencia de género, sustituyéndose el tradicional minuto de silencio por otro de ruido

El título de la obra de títeres representada - 'Sin trabajo pero en el tajo' - resumió la idea central de la concentración de protesta organizada ayer por Izquierda Unida en Jaén para denunciar la «desigualdad que sufre la mujer rural» en el ámbito laboral y concretamente en la cosecha de aceituna, donde desde «una concepción patriarcal y machista aún mayoritaria en el campo jienense» se dice que «si hay un puesto de trabajo disponible, debe ser ocupado por el cabeza de familia, en clara alusión al hombre», criticó Yasmina Crespo, de IU.

Y fueron más allá. María Montávez, jornalera del SAT, habló de llevar el mensaje «a plazas y tajos», y recordó que costó «sangre, sudor y lágrimas» equiparar el salario de hombres y mujeres en la aceituna, pero que ahora la discriminación laboral persiste. «Hay que ir a los tajos para que a las mujeres se nos escuche», dijo. Lola Contreras, de HOAC, habló incluso de paralizarlos si no hay mujeres trabajando y exigió a las administraciones públicas que no concedan subvenciones a los empresarios que no contraten mujeres. «Por un trabajo digno. Que todos los días sean 8-M», en referencia al Día de la Mujer. Esperanza Rico, de Recortes Cero defendió la reforma agraria en Andalucía y «la tierra para quien la trabaja. Y Cristina Hernández, de Equo, habló también de estar «en la calle y en los tajos» contra esta desigualdad.

También se dijo que la mujer es la que más sufre la disminución de trabajo y la mecanización del sector agrícola, y que en la provincia jienense tiene «uno de los más claros ejemplos de precariedad femenina en el ámbito laboral». Por lo que el principal objetivo planteado es concienciar y exigir a los empresarios que tengan en cuenta «el papel que desempeña la mujer como pilar fundamental de muchas familias y como parte imprescindiblemente activa de una sociedad moderna y próspera».

El acto incluyó un homenaje a las 42 mujeres asesinadas en lo que va de año en España por violencia de género, sustituyéndose el tradicional minuto de silencio por otro de ruido, y se cantó 'Andaluzas de Jaén', versión femenina del poema de Miguel Hernández 'Aceituneros'.

Acudieron militantes de IU de Jaén, Linares, Andújar, Jódar o Villatorres con su alcalde, Sebastián López, a la cabeza; miembros de los colectivos citados y de Jaén en Común como la edil María Dolores Nieto, y de colectivos feministas, y la compañera de Andrés Bódalo, Rosa Morillas.