Ideal

Europa sigue sin regular las grasas trans de los alimentos

Europa sigue sin regular las grasas trans de los alimentos

  • AULA DEL ACEITE DE OLIVA VIRGEN | DIETA MEDITERRÁNEA

  • Son perjudiciales para la salud, se asocian al desarrollo de enfermedades cardiovasculares y a pesar de ello, sigue sin haber una normativa específica

  • «¿Quizás determinados intereses presionan para demorar su regulación?»

Las grasas trans son perjudiciales para la salud, se asocian al desarrollo de enfermedades cardiovasculares. A pesar de ello, Europa sigue sin tener una normativa que regule el contenido de grasas trans en los alimentos, ni la obligatoriedad de que aparezca en la etiqueta su presencia. Verdaderamente, no se entiende que persista esta llamativa ausencia. ¿Quizás determinados intereses presionan para demorar su regulación?

El Reglamento UE nº 1169/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo de 25 de octubre de 2011, no incluye que, en la información nutricional obligatoria de los alimentos, se especifique el contenido de ácidos grasos trans. En este mismo Reglamento se especificaba que: «a más tardar el 13 de diciembre de 2014, la Comisión, teniendo en cuenta las pruebas científicas y la experiencia adquirida en los Estados miembros, presentará un informe sobre la presencia de grasas trans en los alimentos y en la dieta general de la población de la Unión».

El pasado miércoles 26 de octubre de 2016, el pleno del Parlamento Europeo pidió al Ejecutivo Comunitario que proponga un límite legal máximo lo antes posible y especificó que: preferentemente antes de dos años. Viendo las 'prisas' que hasta ahora se han dado nuestros legisladores europeos, seguro que, como mínimo, hasta finales de 2018 no estará regulada.

Esta falta de diligencia es especialmente llamativa si observamos qué hacen otros países. Canadá obliga, desde 2003, a que aparezca en el etiquetado de los alimentos la cantidad de ácidos grasos trans. Desde el 1 de enero de 2006, es obligatorio en Estados Unidos de Norteamérica que, en el etiquetado aparezca la cantidad de estos ácidos grasos en los alimentos. Además, en los Estados de California y Connecticut, se aprobó una ley que prohibe el uso de todos los ácidos grasos trans artificiales en restaurantes y en la fabricación de productos alimenticios.

Ante la pasividad europea, algunos Estados miembros han tomado la iniciativa: Dinamarca, Austria, Hungría y Letonia han fijado límites legales; Bélgica, Alemania, Países Bajos, Polonia, Reino Unido y Grecia han aprobado medidas voluntarias sobre el contenido de estas grasas; Bulgaria, Malta, Eslovaquia, Finlandia y Suecia cuentan con recomendaciones dietéticas nacionales. A día de hoy, España no ha fijado límites para estas grasas.

En España y en lo que respecta al uso de grasas trans en los alimentos, sería de aplicación el dicho popular 'Ancha es Castilla'. Esto mismo sería de aplicación a Europa, por lo que podríamos decir en este caso que 'Ancha es Europa'.

Temas