Ideal

Euclides, el Debate sobre la Ciudad y los mundos paralelos

La portavoz del PP y el alcalde. :: FOTOS liébana
La portavoz del PP y el alcalde. :: FOTOS liébana
  • Aprueban terminar el 'parking' del Hípico, el parque acuático, centros de mayores y guarderías, así como hacer auditorías a todas las concesionarias

Según la geometría euclidiana, las líneas paralelas son aquellas que mantienen su distancia entre sí y que aunque se prolongasen hasta el infinito, nunca se encontrarían. Un desencuentro irreductible así dejó ayer el Debate sobre el Estado de la Ciudad, acotado a dos horas y como un punto más del orden del día del pleno de octubre, y en el que los grupos políticos dibujaron mundos paralelos sin intersecciones. Y aunque al final hubo propuestas que sirvieron de puntos de encuentro, la oposición expresó su escepticismo de que se ejecuten, dada la experiencia de otros debates y plenos.

De hecho, la primera propuesta socialista, aprobada por unanimidad, fue que se ejecuten las mociones que se aprueben en pleno.

El PSOE dibujó un panorama de «tristeza y olor a rancio» por la «inacción» del gobierno municipal, tras «un año de ratas y telarañas». «No hay viento favorable a quien no sabe dónde va», espetó su portavoz, Manuel Fernández, acusando al alcalde de ocultación y desconexión de la realidad. Y es que Javier Márquez (PP) había dibujado una ciudad muy distinta al inicio del debate, elogiando la labor de su equipo ante la adversidad («Es para sacaos a hombros»); destacando la animación de en las calles en Feria, Semana Santa o Navidad, las muchas actividades, que se mantienen los servicios y los empleos municipales pese a los graves problemas financieros, que ha abierto el diálogo con otras administraciones aunque sin recibir ayuda («Nosotros solos hemos sacado esto adelante»), que ha dado «un giro a la ciudad» con mucha actividad en cada concejalía, que tienen un modelo de ciudad para el siglo XXI gracias al nuevo PGOU, que hay que avanzar en la peatonalización y en reducir la contaminación con el DUSI y que, pese a todo, no son autocomplacientes. «Somos realistas pero no catastrofistas», dijo a la oposición.

El portavoz de JeC replicó que el PGOU no responde a las necesidades reales de los jienenses («No necesitamos más viviendas sino ocupar las muchas vacías», dijo) que hay barrios en emergencia social, que hay que poner en valor el patrimonio, apoyar el empleo de pequeñas empresas frente a las multinacionales y atajar la deuda del Ayuntamiento, causada por las políticas de PP y PSOE, «la gran coalición que va a dirigir este país», mejorando la insuficiente financiación de los ayuntamientos.

El portavoz socialista acusó al alcalde de dejar escapar oportunidades como el tranvía o la capitalidad del aceite, de preferir «la confrontación y el autobombo», de no atajar la pobreza que crece en los barrios y de contentarse sólo con pagar las nóminas. «Yo quise, y quiero aún, ser alcalde de Jaén, para cambiar las cosas. Cuando mejor lo ha hecho usted es cuando se ha distanciado de la estela de quienes le precedieron», dijo, criticando la «huida» del anterior alcalde.

La portavoz del PP, Reyes Chamorro, criticó el discurso triste del PSOE, recordó la herencia recibida y la ausencia de ayuda, e insistió en que tienen intactas las ganas y la ilusión. «No estamos cansados», repitió

Los ediles no adscritos, que hablaron por separado, confiaron en el DUSI y en que el nuevo Gobierno ayude al Ayuntamiento y pidieron mejores comunicaciones, apoyo a los empresarios e inversión en barrios.

El alcalde cerró el debate con loas a la democracia y críticas a la oposición por catastrofista y por dirigirse más a sus electorados. Ediles del PSOE reclamaron pasar a la votación y Márquez, visiblemente molesto en el único momento de tensión, espetó «¡No se interrumpe al alcalde!»

Algo de lo aprobado

Se aprobaron muchas propuestas (el lunes las pasarán a limpio, dijeron), bastantes instando a otras administraciones, en especial a la Junta. No salió adelante poner el tranvía en el primer semestre de 2017. Sí, contar más con el movimiento vecinal, finalizar infraestructuras inacabadas, hacer auditorías a todas las concesionarias o apoyo a los polígonos industriales y al pequeño comercio.