Ideal

Un buen verano turístico no evita que Jaén sea la provincia con mayor tasa de paro de España

  • El tercer trimestre deja 5.700 parados menos en la provincia, aunque aún hay 96.200 personas sin trabajo, según los últimos datos de la EPA

El verano le ha sentado bien a la provincia de Jaén. Según la última Encuesta de Población Activa (EPA), correspondiente al tercer trimestre de 2016 -julio, agosto y septiembre-, este deja 5.700 parados menos en Jaén, al bajar de los 101.900 del segundo trimestre a los 96.200 de ahora. Sin embargo, no se pueden lanzar las campanas al vuelo, ya que Jaén continúa con unos índices de paro elevadísimos. Tanto es así que se erige en la provincia española con la mayor tasa de paro de todo el país, con un 33,22% (-1,64% en estos tres meses). Con respecto al año pasado son 8.800 parados menos (-2,12%). Actualmente, Jaén se sitúa lejos del índice nacional de 18,91% y seguida de Córdoba (32,59%) y Cádiz (31,24%).

El número de ocupados, por su parte, ha subido en 3.000 tras pasar de los 190.400 a los 193.400, sumando además 1.700 en el último año. En lo que respecta a la tasa de actividad, sin embargo, ha caído en la provincia un 0,49%, quedándose en el 53,71%.

Más parados con Rajoy

El diputado socialista Felipe Sicilia lamenta que haya en estos momentos 6.000 parados más que cuando Rajoy llegó a la Moncloa en 2011 y 3.000 ocupados menos. «Son datos reveladores y contundentes que demuestran la inutilidad de las políticas del PP y el sufrimiento que están generando entre la gente», señala. Sicilia indica que en estos 5 años el PP «ha sido incapaz de acabar con la lacra del paro y mantiene las estadísticas en cifras similares, incluso por encima, a las que había en 2011», con el agravante de que hoy «hay muchas personas que han tenido que emigrar al extranjero y muchas otras que a pesar de tener un trabajo no han podido salir del umbral de la pobreza».

Críticas del PP

Por su parte, el senador por el PP de Jaén, Gabino Puche, ha lamentado que Jaén «lidere la tasa de paro en Andalucía y también en España». Y añade que «aunque haya bajado en más de un punto porcentual desde el segundo trimestre de 2016, es lamentable que España siga creando empleo y Jaén esté a la cabeza del desempleo en todo el país». Por ello, ha vuelto a criticar «las nefastas» políticas de empleo del Ejecutivo andaluz que «es totalmente insensible con los desempleados jienenses».

Para el secretario de Empleo de CCOO Jaén, Francisco Cantero, los datos marcan «un presente nefasto para el mercado laboral de la provincia y confirman las advertencias del sindicato sobre la calidad del empleo creando: volátil y precario». «Perdemos empleo industrial, se incrementa la tasa de paro femenino situándose en un 39,12%, frente al 28,76% de la masculina y el empleo de mayor calidad cae como resultado de los casi cuatro años de la Reforma Laboral», manifiesta Cantero. «El paro se está haciendo cada vez más largo y marginador y el empleo público no se salva de la quema». A esto hay que añadir -dice- la pérdida de población, muy ligada al contexto laboral que atraviesa la provincia, en la que la falta de expectativas está obligando a miles de jienenses a emigrar y marcharse».

Plan de choque

Desde UGT Jaén siguen demandando un plan de choque por el empleo que implemente políticas activas desde lo público, que genere empleo de calidad y con derechos, derogar la reforma laboral, y políticas que apuesten por la recuperación de la economía y que mejoren las rentas de los trabajadores. Para UGT Jaén, en las cifras de la EPA «solo las actividades que apuestan por el empleo temporal y de baja calidad son las que muestran una leve recuperación». «La parcialidad y temporalidad se consolidan definitivamente como elementos estructurales de nuestro mercado de trabajo», dicen.

La Confederación de Empresarios de Jaén (CEJ) confía en que «el desbloqueo político que pondrá fin a más de 300 días con un Gobierno en funciones con la sesión de investidura de mañana sábado suponga mayor diligencia a la hora de abordar reformas pendientes». En clave provincial, «sigue urgiendo una apuesta más decidida por la industria que consolide la recuperación y dé estabilidad al mercado laboral, sometido a los vaivenes de la estacionalidad de la agricultura y los servicios».