Ideal

El Ayuntamiento pedirá otro crédito, de 14 millones, a la espera de la ayuda de Madrid

El alcalde, a la izquierda, reprocha a los concejales del PSOE que le interrumpieran, en el único momento agrio de ayer.
El alcalde, a la izquierda, reprocha a los concejales del PSOE que le interrumpieran, en el único momento agrio de ayer. / LIÉBANA
  • Los exconcejales de Ciudadanos apoyan el préstamo presentado por el PP para pagar las nóminas, porque «son lentejas» a corto plazo

El nuevo crédito aprobado ayer por el Ayuntamiento de Jaén para poder acabar el año, mientras echa a andar el nuevo Gobierno que insufle oxígeno a las maltrechas arcas municipales, sirvió de piedra angular para definir las estrategias de los distintos grupos políticos. El PP insistió en que no le gusta pero «son lentejas»; el PSOE decidió al final no apoyarlo para, levantando la vista del Ayuntamiento, «proteger la ciudad y no sólo las nóminas municipales»; Jaén en Común (JeC) insistió en que las «políticas neoliberales» del PP «no funcionan» y la única solución es aumentar la financiación de los ayuntamientos, y los tres concejales no adscritos (ex de Ciudadanos) se alinearon ayer todo el rato con el PP - sin mayoría absoluta - alegando que «no hay alternativa para seguir abriendo el Ayuntamiento», pero advirtiendo que ya no valdrá la excusa de que el Gobierno de Rajoy está en funciones.

Más deuda

El nuevo crédito por valor de 14,5 millones irá destinado en su inmensa mayoría a garantizar el pago de las nóminas hasta final de año de los 1.426 trabajadores municipales y la 'letra' del paso subterráneo del 'parking' Avenida. JeC insistió en que pedir más créditos es ahondar en la difícil situación financiera del Ayuntamiento El propio concejal de Hacienda, Manuel Bonilla (PP), reconoció que dicho crédito, que se encuentra fuera de la prudencia financiera, tal y como ha determinado la Intervención Municipal, es una operación con la qué el mismo no está conforme, aunque sea la única forma para «seguir prestando servicios básicos desde este Ayuntamiento». «No es ni la mejor operación, ni la que me hubiera gustado traer a este pleno», agregó Bonilla. Señaló que ahora mismo no tienen posibilidades de más ayudas «por ninguna administración pública» y que tienen que operar con los propios medios municipales.

En esta línea, se dirigió al resto de grupos para que, si tuvieran alguna solución mejor, «pónganla encima de la mesa». Negó que el crédito, con cargo al dinero que el Ayuntamiento recaude del IBI del primer semestre de 2017 y del impuesto de vehículos de todo el año, suponga comprometer la financiación del próximo ejercicio, ya que el Ayuntamiento «tiene más ingresos» para seguir prestando servicios y hacer frente a posibles inversiones. Bonilla anunció que para el próximo lunes convocará a todos los grupos a una comisión de Hacienda extraordinaria y urgente para agilizar un plan económico financiero, en el que puedan hacer «un planteamiento conjunto» para pedir ayuda a otras administraciones, al tiempo que se mostró convencido de la ayuda estatal, una vez que se desbloquee la investidura de Mariano Rajoy. «El gobierno nos volverá a ayudar», aseguró el concejal de Hacienda.

La oposición

El portavoz de los concejales no adscritos, Iván Martínez, mostró su apoyo al crédito reconociendo que «no hay mucho margen de acción» y que en definitiva «esto son lentejas». Martínez alegó que era una decisión que adoptan por responsabilidad, pero reivindicó que se concrete un plan a medio plazo que evite que el acudir a créditos y a refinanciación de deuda siga siendo algo recurrente.

Por parte del PSOE, su viceportavoz, Mercedes Gámez, indicó que el nuevo crédito «lastra las posibilidades de hacer algo el próximo año» y que los informes de Tesorería e Intervención son contrarios, y pidió al equipo de gobierno que «deje de usar como rehenes a los trabajadores municipales». Desde el PSOE reivindicaron «propuestas, acciones y proyectos» para que la ciudad de Jaén y el Ayuntamiento de Jaén salgan de «la agonía» que están viviendo.

La concejala de JeC, María Dolores Nieto, señaló que con este crédito «no salen las cuentas, ni las económicas ni las legales», mientras que la situación «empeora día a día». Añadió que «mientras que el Ministerio de Hacienda no levante el pie del cuello de los ayuntamientos» es «prácticamente imposible» que el Ayuntamiento de Jaén pueda recuperarse, y justificó el voto en contra de su grupo porque no pueden votar «algo que lleva al Ayuntamiento a un cajón sin salida».

También se habló de la economía municipal en la hora de reconocer, fuera del presupuesto municipal, facturas a varias empresas con vistas a su posterior pago. Bonilla dijo que intentará en el futuro que sean las menos posibles, pero que si no se pagan hay que hacerlo después con intereses y que esta práctica la hizo también PSOE e IU (2007-2011).

El PSOE esgrimió que tenían reparos de legalidad del interventor y que en el caso de FCC no pasaría si hubiera un contrato (expiró en 2012). El edil de Hacienda contestó que el nuevo contrato de los servicios de limpieza y recogida de la basura rebajará la factura en dos millones de euros al año. JeC afirmó por su parte que es un ejemplo de que las políticas de austeridad del Gobierno del PP «no funcionan» ya que el Ayuntamiento de Jaén las incumple. Bonilla defendió esas políticas, asegurando que gracias a ellas baja el paro. El PSOE terció que su prioridad es «toda la ciudad y no sólo el Ayuntamiento». «Hay que ir más allá del edificio», dijo para justificar su negativa a un mayor endeudamiento.