Ideal

paso a dos

Mariano, la huelga y la 'mani'

Mientras escucho el discurso de ayer por la tarde de nuestro inmediato presidente Mariano Rajoy, una manifestación contra la LOMCE en general y la vuelta de las reválidas en particular discurre por las calles de Jaén. Y, previamente, también ayer, huelga de la enseñanza, convocada por la principal confederación de padres de la escuela pública, la CEAPA, el Sindicato de Estudiantes, la Federación de Estudiantes Progresistas, USTEA y otras organizaciones.

Así que en muy pocas semanas tendremos nuevo Gobierno y se reanudará la vida parlamentaria, con un Gobierno en minoría como gran novedad. Y una oposición, por tanto, capaz de plantear iniciativas propias que consigan modificar leyes y otros asuntos.

Y este asunto, el de la educación, es un buen termómetro para conocer si seguirán a tortazo limpio unos con otros - hablo de la izquierda - o mirarán hacia fuera a ver qué quiere la ciudadanía. Porque estamos hablando del futuro de este país, de la formación integral, no solo estrictamente académica de 'peques' y jóvenes.

De no engañarnos más con el mantra de que 'la educación es un asunto fundamental que no tiene recortes', de hacer un ejercicio de sinceridad y primar a fondo la enseñanza pública. No reducir plantillas, invertir en el arreglo de los centros educativos o potenciar las becas. En definitiva, apostar por la igualdad real.

Yo viví en primera persona la desaparición de la reválida, justo el año anterior a mi finalización del bachillerato. Y qué quieren que les diga, si el alumnado es capaz de aprobar todos los cursos de la ESO y del Bachillerato ¿cómo se le puede expulsar del sistema educativo, y lanzarlos al mercado laboral, por no aprobar un examen? ¿para qué sirve el trabajo diario que durante años han desarrollado alumnado y profesorado?

Póngase a ello, querida oposición, a ver si son capaces de darle alguna alegría a esa más de la mitad de votantes, de centro-izquierda e izquierda, que los han sentado en el Congreso y Senado.

Cuarenta y ocho minutos estuvo explicándonos Mariano Rajoy sus intenciones, y señaló entre otras cuestiones que está dispuesto a alcanzar un pacto en educación. Así que, miel sobre hojuelas. Tómenle la palabra y reúnanse. Que va a ser lo más difícil sin duda, que abandonen sus batallas y piensen de una vez en la ciudadanía. Que no veo yo una oposición medio unida ni en lo fundamental.