Ideal

Dimite en bloque la directiva de la Cámara de Comercio de Jaén

Participantes en la reunión en el Consejo andaluz de Cámaras de Comercio, en Sevilla, hace un mes.
Participantes en la reunión en el Consejo andaluz de Cámaras de Comercio, en Sevilla, hace un mes. / IDEAL
  • «Sola y sin apoyo institucional, no puede hacer nada más», lamenta Barrionuevo; la Junta como administración tutelante toma las riendas

Jaque a una institución con 130 años de historia. La dimisión en bloque de la directiva de la Cámara de Comercio de Jaén la deja al borde de la desaparición. Desde hace dos años se hunde irremisiblemente, lastrada por deudas de seis millones de euros heredadas. Ayer los 26 directivos presentes en el pleno convocado para aprobar las cuentas (se aprobaron, aunque no están auditadas «por no poder pagar la auditoría») presentaban su dimisión «con carácter irrevocable», comenzando por el presidente Manuel Barrionuevo. La decisión se tomó por unanimidad, aunque existieron discrepancias: una parte quería marcharse el día ocho tras mandar una carta personalizada al presidente de la Diputación de Jaén, alcalde de Jaén y consejero, y otros hacerlo ayer, postura que finalmente se impuso. «No podemos hacer más nada de lo que hemos hecho. Todo lo que creíamos que podía ser posible lo hemos intentado. Seguir es alargar la agonía, malo para los trabajadores, para los proyectos de la Cámara y para todos», sentenciaba Barrionuevo. Como organismo tutelante la Junta de Andalucía toma las riendas ahora del ente cameral.

Ahogados por los embargos

«Nos hemos dejado dos años de vida luchando por esto y no me pesa, lo volvería a hacer. Solo puedo agradecerle a todo el mundo lo que ha hecho por nosotros, a todas las puertas que he llamado se han abierto, así que supongo que si no nos ayudan más es porque no han podido. La situación era muy grave, los embargos por los trabajadores nos han ahogado», lamentaba Barrionuevo. «Creo que las empresas de Jaén se merecen una cámara de comercio ágil y distinta, la necesita», sentencia el ya expresidente de la Cámara.

A última hora de la noche este lanzó un comunicado en el que aseguró que «la única solución posible para garantizar el futuro de esta Institución pasa, necesariamente, por la culminación de una operación financiera en la que resulta imprescindible la colaboración y actuación, de forma coordinada, de la Junta de Andalucía (como Administración Tutelante), Ayuntamiento de Jaén y Diputación Provincial (...). El pasado 6 de septiembre, mantuvimos una reunión en la que se encontraron presentes representantes del Ayuntamiento, Diputación, Junta, Consejo Andaluz de Cámaras y miembros de esta Corporación Cameral. Los objetivos pretendidos con esta reunión eran dos: por un lado, presentar un Informe de las actuaciones desarrolladas durante nuestro mandato y, por otro, exponer la imposibilidad, por parte de esta corporación, de continuar luchando en la búsqueda de soluciones. La Cámara de Comercio de Jaén, sola y sin apoyo institucional, no puede hacer nada más y, por ello, una vez más, volvió a solicitar colaboración.

Una reunión que nunca llegó

Todos los asistentes coincidieron en afirmar, de forma unánime, la necesidad de que Jaén no pierda su Cámara de Comercio. Se acordó, tal y como consta en acta de la citada reunión, que, en un plazo de 30 días, se volvería a mantener una nueva reunión para que, tras pertinente estudio de la situación, todas las Administraciones e Instituciones presentes procedieran a aportar soluciones definitivas a una situación insostenible por más tiempo. A día de hoy, esa reunión, lamentablemente, no se ha producido», indicó Barrionuevo.

«El pasado viernes, día 21, esta cámara presentó, ante nuestra administración tutelante, las cuentas de liquidación correspondientes a nuestro período de mandato. En lo que a esta corporación respecta, nada más queda por hacer», apostilla.

Por último, señaló que «Jaén, como capital de provincia, jamás puede dejar de tener un ente cameral (tenga la forma que tenga) que preste servicio a las empresas de toda la provincia al tiempo que colabore con la economía jienense. Y, entendemos justo que, dada la lealtad y los sacrificios demostrados, esos servicios sean prestados por la actual plantilla de trabajadores y trabajadoras de esta Cámara».