Ideal

La campaña de extinción del Infoca concluye con 123 actuaciones y 217 hectáreas afectadas

La campaña de extinción del Infoca concluye con 123 actuaciones y 217 hectáreas afectadas
  • Recalcan que "la superficie afectada por incendios forestales se ha reducido en un 81,1 por ciento con respecto a la media de los últimos diez años"

La campaña de extinción de incendios forestales en la provincia de Jaén que ha desarrollado el Plan Infoca en la época de peligro alto, del 1 de junio al 15 de octubre, ha concluido con 123 intervenciones, de las que 101 (82,1 por ciento) se corresponden con conatos (al afectar a menos de una hectárea de superficie) y 22 (17,9 por ciento) con incendios.

Así se ha puesto de relieve este jueves en la rueda de prensa sobre los resultados de este operativo que ha ofrecido la delegada del Gobierno andaluz, Ana Cobo, acompañada del delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Juan Eugenio Ortega, y el director del Centro Operativo Provincial, David Bueno.

"Aunque el verano de 2016 se considera de los más calurosos de este siglo, tras el de 2013 y 2015, podemos constatar que la superficie afectada por incendios forestales se ha reducido en un 81,1 por ciento con respecto a la media de los últimos diez años", ha señalado Cobo tras la celebración del Comité Asesor del Plan Infoca.

En lo concerniente a la superficie forestal afectada, la cifra alcanza las 217,05 hectáreas, de las que 45,4 han sido terreno arbolado y 171,6 de matorral. De los incendios acaecidos este año, los de mayor envergadura tuvieron lugar en Bedmar y Garcíez el 22 de junio con 70 hectáreas quemadas, y en Vilches el 7 de julio con 86 hectáreas afectadas.

Durante su intervención, Cobo ha destacado las condiciones meteorológicas adversas en las que se ha desarrollado la campaña 2016, debido a la escasez de precipitaciones en toda Andalucía que ha provocado un significativo estrés hídrico en la vegetación. "Este periodo prolongado de sequía, unido a las altas temperaturas predispone el combustible a arder y esto implica una mayor dificultad de la extinción", ha apuntado.

En este sentido, ha incidido en que, pese a las altas temperaturas con mínimas nocturnas por encima de la media, la superficie afectada, en su mayoría matorral, se sitúa por debajo de la media del decenio (1.147,05 hectáreas) gracias a la profesionalidad y entrega del conjunto de profesionales que participan en el dispositivo.

"Debemos reconocer la labor que realiza el equipo humano de este dispositivo que se caracteriza por su profesionalidad, entrega, coordinación y rapidez de respuesta, características fundamentales para restar la dimensión de los efectos del fuego y que la mayoría de los siniestros no pasen de la calificación de conatos", ha asegurado.

Por otro lado, la delegada del Gobierno andaluz ha señalado que, junto a las labores de extinción, el dispositivo del Plan Infoca realiza tareas de extinción, trabajos fundamentales en materia de prevención y restauración.

"Los resultados de los que hablamos no son fruto de la casualidad sino de los trabajos que realizamos en nuestros montes para tener en mejor el estado posible los terrenos forestales, los caminos de acceso y los cortafuegos. En esta última tarea contamos con la colaboración de los pastores que han limpiado con sus rebaños de ovejas más de 500 kilómetros de cortafuegos", ha dicho.

Estudios y sensibilización

Las labores de prevención se complementan con los estudios que se desarrollan en los núcleos de viviendas que se encuentran en zonas forestales, lo que se denomina como zonas interfase; unos trabajos que realizan Emergencias 112 Andalucía, el Servicio de Protección Civil, el Grupo de Emergencias de Andalucía y el Infoca.

Estos estudios se están finalizando para núcleos de población de Baños de la Encina, La Iruela, Cazorla, Santo Tomé, Santiago-Pontones, Los Villares y Torredelcampo. Al que debemos sumar el estudio entregado ya al Ayuntamiento de Andújar.

"Tenemos que destacar también las campañas de sensibilización que pretenden conseguir un mayor compromiso de la ciudadanía para proteger nuestro patrimonio forestal y que este año han contado, por ejemplo, con la participación de un millar de alumnos de 15 centros educativos", ha apuntado.

Por otro lado, Cobo ha mencionado las labores de restauración que recoge el Plan Infoca con estudios del grado de afección de la vegetación, observación de la regeneración natural y medidas de reforestación si fueran necesarias. "Es lo que hemos he hecho en el incendio de Quesada, con una inversión de dos millones de euros, y es lo que se está haciendo en Torres con la elaboración de un primer proyecto de restauración", ha remarcado.

Causas

Por su parte, el delegado de Medio Ambiente se ha centrado en las labores de investigación de las causas de los incendios que desarrolla el personal técnico del Plan Infoca con el objetivo de optimizar las tareas de prevención y sensibilización en las zonas en las que se localizan el mayor número de siniestros intencionados.

"El aumento del porcentaje de los conatos respecto a la cifra porcentual del número de incendios demuestra la eficacia de los profesionales en la extinción de siniestros, así como la rapidez y coordinación entre los cuatro Centros de Defensa Forestal", ha manifestado.

Al respecto, Ortega ha resaltado la elaboración de un mapa que recoge el número total de siniestros clasificados, según su volumen, conato o incendio, y según las causas. "Este año vamos a centrar nuestro trabajo de prevención y sensibilización en las zonas de la comarca Norte y en Sierra Mágina que son los lugares en los que nos encontramos el mayor número de incendios intencionados", ha precisado.

Tras el análisis de las causas de los incendios ocurridos en la provincia hasta el 15 de octubre, se observa que el motivo principal de los siniestros vuelve a ser el de la intencionalidad (43 incendios, un 35,0 por ciento del total). Además, el Plan Infoca recoge que 26 siniestros se han causado por negligencias (21,1 por ciento).

Los siniestros originados por causas naturales han sido menos respecto a los diez años anteriores, alcanzando los cinco, pese a que alguno de ellos presentaba un alto potencial de gran incendio. Por último, cabe destacar que los siniestros por causa accidental han sido seis, lo que supone una reducción ligera respecto a la media de 6,9 del decenio.

827 profesionales

La campaña de extinción en Jaén ha contado con un total de 827 profesionales de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. Además, forman parte de este dispositivo todo el Sistema de Emergencias 112 Andalucía, el Servicio de Protección Civil y el Grupo de Emergencias de Andalucía, la Unidad Adscrita de la Policía, el Sistema Sanitario Público Andaluz, además de la Guardia Civil, la Policía Nacional o la Policía Local.

La provincia dispone de un Centro Operativo Provincial (COP), además de cuatro Centros de Defensa Forestal (Cedefo) en Santa Elena, Huelma, Vadillo y Navalcaballo, cada uno de ellos dotado de una pista para helicópteros. Junto a estas instalaciones, existen 37 puntos de vigilancia y una pista habilitada para avionetas en Beas de Segura y una auxiliar en el monte público de Lugar Nuevo, para aviones de carga en tierra.

En cuanto a los vehículos pesados, Jaén tiene una flota de 17 autobombas de extinción y dos nodrizas. El dispositivo se completa con tres helicópteros de transporte y extinción (uno por cada Cedefo) y uno pesado en Huelma, así como un avión de carga en tierra posicionado en la pista de Cornicabral.