Ideal

Investigación e innovación tecnológica para optimizar el rendimiento del aceite de oliva

Investigación e innovación tecnológica para optimizar el rendimiento del aceite de oliva
  • El Grupo de Robótica, Automática y Visión por Computador de la UJA trabaja en la aplicación de innovaciones tecnológicas de todas las fases del proceso, desde la maduración de la aceituna en el árbol hasta la extracción y la calidad del aceite

La nueva Ventana a la Ciencia que se acaba de abrir en el Parque de las Ciencias, pone su mirada en una actividad económica muy vinculada a Andalucía oriental: la producción del aceite de oliva. El Grupo de Investigación Robótica, Automática y Visión por Computador de la Universidad de Jaén muestra en esta exposición su investigación aplicada en la modernización de todo el proceso para lograr optimizar los recursos y el rendimiento, desde la maduración de la aceituna en el árbol, hasta su transformación en aceite.

Dentro de este área de trabajo, el grupo de investigación mantiene dos grandes líneas de trabajo: el desarrollo de sensores avanzados y la aplicación de técnicas y algoritmos avanzados de control. De esta forma, el visitante de la Ventana podrá conocer cómo a través de un sistema de cámaras y sensores, es posible hacer un seguimiento en tiempo real de la evolución del fruto en los propios olivos. Al registrar las condiciones de humedad o temperatura del olivar, es posible también planificar la cosecha para determinar en qué momento se puede obtener su mejor rendimiento.

La aplicación de la robótica, permite también modernizar las campañas de recolección de la aceituna, no sólo en los cultivos intensivos, mejor diseñados para aplicar sistemas mecánicos, sino también en los cultivos de olivar tradicional, muy extendidos tanto en la provincia de Jaén como en el resto de Andalucía. También a través de un sistema de sensores, es posible agilizar la discriminación de las aceitunas que llegan a las almazaras, de forma que es más fácil distribuirlas en función de la características del tipo de aceite que se quiera producir.

Los algoritmos y técnicas de control por su parte, consiguen regular parámetros tecnológicos como la temperatura que se le debe aplicar a la termobatidora en el momento de elaborar la pasta con las aceitunas, con las que se elaborará el aceite de oliva, un factor determinante para la gestión de la calidad o el rendimiento del producto final. La fase de elaboración que transcurre en el decánter, donde se separa el aceite de la masa, se logra mejorar aplicando procesos de automatización: En función de las características que presenta la materia prima, un sistema detecta de qué forma se puede obtener el mayor beneficio, bien apostando por la elaboración de un aceite de mayor calidad, bien aumentando el rendimiento.

En esta línea también el desarrollo de sensores permite mejorar el purgado de los decantadores. Tradicionalmente era necesario cerrar los grifos de forma manual en el momento que empezase a salir aceite turbio, mientras que ahora es posible hacerlo de forma automática al detectarlo el sensor. Por otro lado, herramientas como la ‘nariz electrónica’, van a ayudar a determinar de manera rápida la calidad del aceite producido.

Además de conocer todo este proceso de innovación y modernización en la producción del aceite de oliva, los visitantes que pasen por la ventana podrán completar su experiencia mediante un taller olfativo para discriminar los diferentes tipos de aceite, de los cuáles también podrán realizar un análisis cromático con dispositivos LabQuest.

Esta exposición cierra el programa 2015/2016 de la Ventana a la Ciencia, una iniciativa de la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía, en colaboración con las universidades andaluzas para acercar la ciencia a la sociedad mostrando algunas de las líneas de I+D que se desarrollan en Andalucía y por donde han pasado ya 38 grupos de investigación de las nueve universidades de nuestra comunidad.

La inauguración de la Ventana a la Ciencia estuvo a cargo del delegado provincial de Agricultura de la Junta de Andalucía, Manuel García Cerezo; el director de Centros e Institutos de Investigación y Plan Propio de la Universidad de Granada, Fernando Cornet y el vicerrector de Relaciones con la Sociedad e Inserción Laboral de la Universidad de Jaén, Juan Ramón Lanzas; el director de la sucursal de Úbeda de la empresa GEA Westfalia, Rafael Cárdenas; junto al director científico de la Ventana, Javier Gámez y acompañados por el director del Parque de las Ciencias, Ernesto Páramo.