Ideal

Diez años de promesas incumplidas y silencios en torno a la Ciudad Sanitaria de Jaén

Terrenos junto al actual Hospital Neurotraumatológico donde se proyectó la Ciudad Sanitaria.
Terrenos junto al actual Hospital Neurotraumatológico donde se proyectó la Ciudad Sanitaria. / IDEAL
  • Jaén ya asistió impasible a la unificación de hospitales en 2002, y sigue sin moverse ante el olvido del nuevo gran centro hospitalario anunciado en 2006

Hace una semana más de 40.000 granadinos se echaron a la calle para protestar contra la fusión de hospitales, con la que se hace una especie de complejo hospitalario único para toda la ciudad en vez de tener dos centros independientes y que den servicio cada uno a una zona. Eso mismo que no quieren los granadinos, que los ha llevado a una rebelión ciudadana nunca antes vista, es lo que tiene Jaén desde hace catorce años. Servicios hospitalarios dispersos, con problemas de coordinación, de espacio y de traslado de historiales en centros que tienen en algún caso más de medio siglo de antigüedad. Mientras, el proyecto de un gran hospital nuevo que centralice la atención médica cumple ahora justo diez años de promesas olvidadas y silencio. Y resignación de la ciudadanía.

El nuevo hospital, la Ciudad Sanitaria, está en la práctica fuera de la agenda. Sólo el PP mantiene la bandera, como arma política. Desde 2007 contrapone este proyecto al tranvía, por el que apostó la Junta. Pero ni colectivos e instituciones vinculadas con la Medicina o la salud, ni organizaciones sociales jienenses se mueven actualmente para presionar en favor de un hospital.

Aunque se trata de un tema de altísima sensibilidad social. En 2014 una encuesta de Sigma Dos para IDEAL detectaba que los jienenses de la capital prefieren por abrumadora mayoría la construcción de la Ciudad Sanitaria como infraestructura más necesaria y urgente para Jaén. Concretamente el 67,2% de las personas consultadas era de esta opinión. La agrupación de los hospitales que acabe con la actual dispersión del Complejo Hospitalario era con diferencia el proyecto más demandado por los encuestados, a mucha distancia incluso de la construcción de autovías o del AVE.

Colegio de Médicos

«La Ciudad Sanitaria es necesaria e importantísima para Jaén, no nos cansaremos de decirlo y hasta las autoridades sanitarias están de acuerdo en eso. La crisis económica que vivimos es la que ha hecho que todo eso se pare, pero está claro que es absurdo tener un hospital a varios kilómetros de otro. Ojalá se desbloqueara pronto, pero soy consciente de que ahora mismo tienen que cambiar muchas cosas. Aunque lo que está claro es que está dentro de la agenda de posibles de la Consejería de Salud y eso ya es importante», aseguró en marzo pasado el presidente del Colegio de Médicos jienense, Emilio García de la Torre.

La propuesta de un gran hospital nuevo partió precisamente del Colegio de Médicos en tiempos de Antonio Luna. A principios de siglo estuvo seriamente sobre la mesa. Hubo al menos debate social al respecto. Finalmente la Junta optó en 2002 por unificar los viejos hospitales y prometió cuantiosas inversiones para modernizarlos. Jaén asintió en silencio.

El malestar por los inconvenientes de la dispersión de centros y la falta de espacio en viejas dependencias es ya antiguo. Prácticamente coincide con la creación del Complejo Hospitalario de Jaén en 2002. Cuatro años después, al calor del Activa Jaén, se volvió a hablar de la Ciudad Sanitaria. Al principio solo como posibilidad. Hasta que en junio de 2006 el presidente Chaves planteó el proyecto en serio.

A partir de entonces el nuevo hospital fue protagonista de la agenda política (se eligieron terrenos, la anterior alcaldesa Carmen Peñalver y responsables de la Junta se fotografiaron en ellos, se prometió un proyecto de obras para 2010 del que nada se sabe aún). Hasta que llegó la crisis y dejó de hablarse del tema. Curiosamente la promesa de un nuevo hospital se hizo en 2006 cuando aún no habían concluido siquiera las mejoras y las obras prometidas para modernizar los viejos hospitales unificados.

Reformas insuficientes

Las reformas de lo que se dio en llama el Complejo Hospitalario se hicieron a trompicones y con retrasos. «No se cumplió nada de lo prometido prácticamente desde el principio», indicó al cumplirse diez años del Complejo Manuel Pérez Rafecas, que desde el sindicato CSIF ha seguido de forma muy crítica todo el proceso. «No se hizo bien», sentenció otro de los críticos, el directivo del sindicato de enfermeros SATSE José Jesús García. Fuera de la Junta, el proyecto no contó con apoyos.

Entre 2002 y 2004 se hicieron inversiones de dos millones de euros, muy por debajo de lo previsto. Para 2005 se pretendió un acelerón con seis millones más. Los defensores del proyecto destacaron la puesta en marcha de servicios de cirugía maxilofacial, reanimación postquirúrgica, cuidados de enfermería hospital de día oncológico (2002), instalación de RMN (2003), unidad de Salud Mental y Medicina Nuclear (2004) y Unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria, arritmias, unidad del sueño y acelerador lineal (2005).

La obras más importante era la ampliación de las urgencias del Médico-Quirúrigico. Según el cronograma de 2002, la obra debía empezar en 2005 y acabar en 2007. En realidad se comenzó a construir en la primavera de 2007 y se concluyó oficialmente en marzo de 2011.

En el tiempo que duró esa obra dio tiempo para marear el proyecto de Ciudad Sanitaria y enterrarlo después. Porque desde hace años es un proyecto olvidado, que espera tiempos mejores. Primero fue 'reprogramado' -eufemismo que se usó en la crisis para las obras que se aparcaron- y aún no ha sido rescatado. Con el silencio de la sociedad jienense.