Ideal

Esta feria se pone flamenca

  • Magnífico ambiente de domingo en La Vestida, con muchas familias, trajes de gitana y paseo de caballos

Van ya nueve días de feria y parece que acabe de empezar. San Lucas se puso ayer flamenca. En una feria más de 'reggaeton' que de sevillanas, más discotequera que fandanguera, ayer se lucían con garbo en el recinto ferial trajes de faralaes, volantes y flotes como soberbias macetas en la cabeza, que la moda folclórica ha perdido la mesura con los exornos florales. Coincidió además que era el día elegido por la asociación 'Sentimientos a caballo' para hacer un lucido paseo por el Real, con lo que la de Jaén, fiesta semicastellana y poco arrimada a los tópicos regionales, tuvo un domingo de cierto sevillaneo. Lunares y volantes, caballos y carruajes, y algunas sevillanas rugiendo en las casetas de baile y copeteo. Puro espejismo, no obstante. Ya mediada la tarde irrumpieron en la pista de baile los bomberos y los mulatos, pusieron prietas las filas con sus coreografías y sus contoneos y las aguas volvieron al cauce del gusto jaenero, dejando arrinconados los folclorismos.

La feria del fin de semana produce, además, el espejismo de que hay programa de fiestas, y que el Ayuntamiento no ha dejado a los feriantes abandonados a su suerte, como si en feria pretendiese recaudar más que gastar dinero. Así que ayer había actividades para dar ambiente por toda la ciudad.

En el centro

Desde por la mañana había movimiento por el centro, pues centenares de personas llegadas de todos los puntos de la provincia se dirigían al Palacio de la Diputación Provincial para participar en el XVI Encuentro Nacional de Encaje de Bolillos, una actividad organizada por la Asociación de Bolilleras Jienenses 'El Bolillo' con la colaboración del Patronato Municipal de Cultura, Turismo y Fiestas y de la Diputación Provincial.

Al mediodía, en el Parque de la Victoria, sonaron los sones de la Banda de Música de Jaén, que ofreció un concierto extraordinario en el templete del parque de la Victoria dedicado a la Zarzuela, «signo de identidad nacional».

El centro de la ciudad estuvo magnífico durante todo el día, con un público fiel, que ni en feria se aleja de sus bares y sus plazas de toda la vida.

Para la tarde había programado un espectáculo dedicado al tango y la chanson francesa, con piano, teclados y acordeón a cargo de Morten Jespersen; guitarra baja, Rafael del Castillo; guitarra, Nicolás Medina; voz y guitarra, Jolís, pareja de baile, Carlos y Débora.

Y por la noche estaba anunciado un concierto en la caseta municipal Jaén Arena con el Cuarteto Trébol.

Hoy el programa queda prácticamente desierto y de nuevo se recuperan las actividades culturales para el último día.

Un último tramo de feria que se presenta con buenas perspectivas meteorológicas, a la postre el factor determinante para la afluencia de público al ferial. No lloverá ni hoy ni mañana -según los pronósticos de Aemet- y las temperaturas serán más primaverales que propias del otoño. Así que la tarde-noche de hoy y la tarde de mañana, San Lucas, parecen propicias para echar el resto y agotar la fuerzas y el presupuesto familiar de festejos en un ciclo interminable de once días. Definitivamente, la feria jaenera se ha puesto flamenca.