Ideal

Aprompsi recurre a créditos ante la deuda municipal en la recogida de papel y cartón

Contenedor de la plaza de la Libertad (antes, Coca de la Piñera), ayer, al cierre de los comercios.
Contenedor de la plaza de la Libertad (antes, Coca de la Piñera), ayer, al cierre de los comercios. / Liébana
  • 18 personas, 15 de ellas con discapacidad, trabajan en el servicio de retirada de los contenedores de la calle y comercios, centros públicos y educativos

La asociación provincial de personas con discapacidad psíquica Aprompsi ha tenido que recurrir a pólizas de crédito para poder mantener el servicio que presta a la capital jienense desde hace 27 años de retirada del papel y cartón usados para su reciclaje, y para poder pagar las nóminas de sus 18 trabajadores, la mayoría con alguna discapacidad, según informó su gerente, Antonio González Martínez.

El Ayuntamiento debe por este servicio a Aprompsi cerca de un millón de euros. La deuda reconocida es de 500.000 euros, más otro tanto pendiente por reconocer del año pasado y de este en curso, según informó el gerente. El alcalde, Javier Márquez Sánchez, expuso la situación económica y financiera del Ayuntamiento en la reciente reunión mantenida con la asociación, si bien accedió a la renovación del convenio para reconocer la deuda pendiente, a la espera de saldar la misma si en el futuro hay nuevos planes de pago a proveedores con el aval del Estado, como el que hace unos años permitió liquidar la deuda municipal con Aprompsi.

Puerta a puerta

Mientras tanto, la asociación que ayuda a las personas con discapacidad, ha tenido que recurrir a créditos bancarios para mantener un servicio, que va más allá de la parte más visible como son los contenedores azules instalados en la vía pública. El gerente subraya que además realizan la retirada de papel y cartón puerta a puerta en un elevado número de centros administrativos municipales y en los centros educativos de la ciudad, mediante contenedores más pequeños, 900 en total, de los cuales han tenido que reparar en los últimos tiempos 300, así como el tratamiento que ello supone a la hora de destruir documentos y de certificar su destrucción de manera oficial.

También realizan el servicio de retirada puerta a puerta a los comercios jienenses, que generan grandes cantidades sobre todo de cartón.

Esta actividad puerta a puerta es la que más trabajo y personal requiere, según sostiene el gerente de Aprompsi, quien rebate la opinión municipal de que hay empresas que lo puedan hacer más barato. «Lo más fácil es atender los contenedores de la vía pública», alega, y algo muy distinto al trabajo a demanda que realizan, o la instalación de contenedores en núcleos de población alejados del casco urbano que el Ayuntamiento ha pedido que sean atendidos y a los que tienen que desplazarse los trabajadores de Aprompsi.

Una salida

El gobierno municipal no descarta cambiar el actual convenio por un contrato, lo que llevaría implícita concurrencia competitiva, es decir, un proceso de licitación abierto, como señala Antonio González que ha propuesto el Consistorio. El gerente de Aprompsi no se opone y aboga por «buscar una salida». «Nuestra obligación - añade - es defender los puestos de trabajo y las inversiones realizadas en el servicio (alude por ejemplo a la adquisición de cinco vehículos, hecha en su día)». «El Ayuntamiento tiene que valorarlo y establecer qué tipo de servicio quiere que haya en la ciudad», agregó.

El gerente menciona igualmente la inversión que tuvieron que hacer, en las instalaciones y demás, para lograr la acreditación de gestores autorizados. O los costes de reparar los contenedores dañados o incendiados, y en algunos casos proceder a su reposición. O la póliza de responsabilidad civil que han tenido que suscribir porque hay menores que se introducen en la estrecha boca de los contenedores para sacar el cartón y luego venderlo.