Ideal

paso a dos

Farolas y cartelería

Hace ya algún tiempo que el anterior alcalde prohibió que se pegaran carteles en Jaén. En todas partes. Un hecho que tuvo algún momento tenso. Recuerdo, por ejemplo, el gran mosqueo sindical porque la policía local frenó en seco la tradicional pegada de carteles para el 1º de Mayo. Se publicó un bando y todo, alertando de tal prohibición. Una medida un tanto drástica, pues si bien los carteles afean también son un método publicitario-informativo bastante eficaz. Habría que regular su uso, es evidente, pero aquí tiramos por la calle de en medio: se prohíbe y listo.

Con el tiempo, como pasa con casi todo, las normas se van relajando y hemos vuelto al origen. Aunque afortunadamente con cierta mesura. Pero claro, aquella medida provocó el ataque indiscriminado a una buena parte de las farolas de todo el centro. Primero fueron esos enormes cartelones taurinos adheridos con alambre y, a partir de ahí, una vez abierta la veda, las farolas han sido cubiertas de carteles varios. De conciertos, de boxeo o de gimnasios varios. Carteles que se ponen y, en la mayoría de ocasiones, no se retiran, salvo por los agentes atmosféricos.

Observen si les apetece la Avenida de Madrid, con esos magníficos apliques que, farola a farola, van siguiendo el recorrido de la misma, de abajo arriba. Qué bonito paisaje urbano. Fantástico.

Así que ya tenemos un obstáculo urbano más, no sólo horrible para la vista, sino en muchos casos, sobre todo en la cercanía de semáforos, otro elemento más que sortear para poder caminar por LAS ACERAS con normalidad. Los ‘mupis’, los contenedores, las decenas de terrazas invasoras, los ‘parking’ de motos, los anuncios en forma de ‘tipi’ indio para anunciar la bondad de sus tostadas o de sus 2x1..., y de tiempo en tiempo, coronando la farola, las invitaciones al voto.

Y ahora les toca a las farolas. E incluso, de vez en cuando, una bonita pancarta de lado a lado de la calle, para embellecer la ciudad. Ya puestos podrían poner vallas publicitarias en el recorrido del tranvía. Lo digo por darle un uso complementario al aparcamiento y así optimizamos el espacio urbano.

Temas